oct
22
2014
Banner
Apareció Débora Di Falco
La madre de Guadalupe Di Falco, la nena de cuatro años asesinada en la calle Los Inmigrantes al 1500, fue encontrada este martes cerca de la medianoche en la Ruta 40, en la localidad de Jocolí, Las Heras, cuando descendía de un ómnibus.

En el lugar, efectivos policiales del puesto de control la reconocieron. "La mujer estaba buscada en nuestra provincia por averiguación de paradero, impuesta por la progenitora, que no sabía donde estaba su hija. La jóven fue puesta a disposición de la oficina fiscal de Las Heras, en calidad de demorada" informó el Director de la Policía de Mendoza, Juan Carlos Caleri en declaraciones realizadas en FM Ciudad.

Débora había llegado hasta Jocolí para visitar a un familiar. Luego de su identificación, posterior declaración y que se encontraba en buen estado de salud en la oficina fiscal, fue entregada a su progenitora, pero no quedó a bajo tutela de la mujer por que es mayor de edad.

"La oficina fiscal se comunicará con la Justicia de San Luis para ver si necesitan a esta persona para que sea trasladada a San Luis, o no la necesitan, si está implicada en el hecho o en carácter de testigo, lo determinarán ambas justicias. No tengo presente que haya ninguna otra requisitoria judicializada" relató Caleri.

El jefe de la División de Homicidios de la Policía de la provincia, Hernán Soloa, confirmó que Débora no tenía pedido de captura, sólo una solicitud de paradero. "En una primera instancia hicimos la solicitud de paradero, a posterior del conocimiento del hecho (el asesinato de Guadalupe). En contra de la chica no existe medida judicial, porque el sumario recién se está iniciando y todavía no se han acreditado las circunstancias por las que la menor estaba allí en el domicilio de la calle Los Inmigrantes" indicó al programa Información sin Ruido.

El comisario que lleva adelante la investigación calificó como "muy importante" la aparición de la madre de la pequeña por las dos temas importantes: por un lado la muerte de Guadalupe, y por otro la otra niña que estaba al cuidado de una mujer del barrio Manuel Lezcano, que también sería hija de Débora.  

     

Apareció Débora Di Falco