25 ciudades del mundo concentran más del 50% de las emisiones urbanas

Una investigación publicada en la revista Frontiers in Sustainable Cities evaluó la producción de gases de efecto invernadero (GEI) en 167 ciudades de todo el mundo, concluyendo que solo 25 de ellas son responsables del 52% de las emisiones de carbono urbanas.

El estudio reveló además que en términos per cápita, las emisiones de las ciudades en los sectores más desarrollados del mundo siguen siendo en general más altas que las de los centros urbanos en los países en desarrollo.

Si bien las ciudades solo cubren el 2% de la superficie de la Tierra, son grandes contribuyentes a la crisis climática. “Hoy en día, más del 50% de la población mundial reside en ciudades. Se reporta que las ciudades son responsables de más del 70% de las emisiones de GEI y comparten una gran responsabilidad en la descarbonización de la economía mundial. Los métodos de inventarios actuales utilizados por las ciudades varían globalmente, lo que dificulta evaluar y comparar el progreso de la mitigación de emisiones en el tiempo y el espacio “, dice el coautor Dr. Shaoqing Chen, de la Universidad Sun Yat-sen, China.

Mitigar y reducir las emisiones

Para los autores, el trabajo se ha realizado con el fin de mitigar y reducir las emisiones a través de estudiar la “efectividad de las políticas históricas de reducción de carbono”.

En 2015, 170 países de todo el mundo adoptaron el Acuerdo de París, con el objetivo de limitar el aumento de la temperatura media global a 1,5 °C. Tras el acuerdo, muchos países y ciudades propusieron objetivos para la mitigación de los GEI. Sin embargo, el Informe sobre la brecha de emisiones de PNUMA 2020 muestra que, sin acciones drásticas y estrictas para mitigar la crisis climática, nos encaminamos irremediablemente a un aumento de temperatura de más de 3 °C para fines del siglo XXI.

Río de Janeiro, entre las grandes ciudades del mundo con mayor aumento de gases de efecto invernadero per cápita.

De las 167 ciudades analizadas, 113 establecieron diferentes tipos de objetivos de reducción de emisiones de GEI, mientras que 40 han establecido objetivos de neutralidad de carbono.

El trabajo muestra que los niveles de emisiones han aumentado o disminuido según la ciudad durante el período de estudio. Para 30 ciudades, hubo una clara disminución de emisiones entre 2012 y 2016. Las cuatro ciudades principales con la mayor reducción per cápita fueron Oslo, Houston, Seattle y Bogotá. Contrariamente, las cuatro ciudades principales con el mayor aumento de emisiones per cápita fueron Río de Janeiro, Curitiba, Johannesburgo y Venecia.

Pautas claves para el futuro

Chen y sus colegas hacen tres recomendaciones políticas. Primero: los sectores emisores clave deben identificarse y enfocarse para estrategias de mitigación más efectivas.

En segundo lugar, también se necesita el desarrollo de inventarios de emisiones de GEI globales metodológicamente consistentes, para rastrear la efectividad de las políticas urbanas de reducción de GEI. Por último: “Las ciudades deberían establecer objetivos de mitigación más ambiciosos y fáciles de rastrear. En cierta etapa, la intensidad del carbono es un indicador útil que muestra la descarbonización de la economía y proporciona una mayor flexibilidad para las ciudades de rápido crecimiento económico y aumento de las emisiones. Pero en el largo plazo, pasar de los objetivos de mitigación de intensidad a los objetivos absolutos de mitigación es esencial para lograr la neutralidad global de carbono para 2050”.

Fuente: Meteored