5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente

El Día Mundial del Ambiente es la fecha más importante en el calendario oficial de las Naciones Unidas para fomentar la acción ambiental, desde hace ya 46 años, y el tema elegido para 2020 había sido la biodiversidad. Así, se alza la bandera ecológica bajo el hashtag #porlanaturaleza. Motivos no faltan: entre plantas y animales, un millón de especies están desapareciendo.

Inger Andersen, Directora Ejecutiva del Programa Ambiental de Naciones Unidas sostiene que: “Los humanos estamos en una red de vida que es un sistema complejo e interconectado, en donde cada parte juega un papel. Cuando un componente se cambia o se elimina, todo el sistema se altera y esto, tarde o temprano, tiene consecuencias”.

Este 5 de junio llega en medio de la pandemia del covid-19, un problema sanitario mundial que puso en evidencia de qué manera los hábitos de consumo son responsables del surgimiento de pandemias. Según la tesis que se maneja hasta ahora, este desastre comenzó en un mercado de una ciudad china, Wuhan, en donde se vendían animales silvestres. Entre otros, el pangolín, a quien se atribuyó la instalación del covid-19 entre los humanos.

El programa Naciones Unidas para el Medio Ambiente se basa en artículos publicados por la comunidad científica para sostener que el 75% de las enfermedades infecciosas conocidas nacen entre animales y que, a causa de nuestros hábitos alimentarios, de consumo, vacacionales, etc muchos patógenos viajan a través de “puentes” desde los animales hasta los humanos. Tal fue la génesis del SARS, el Ebola, la gripe aviar, el HIV y el zika entre otras pestes. Esos virus que son propios del habitat salvaje salen al encuentro con los humanos como consecuencia del cambio climático, la modificación de suelos y la deforestación.

“La acción humana ha reducido la biodiversidad y modificado las estructuras de la población de vida silvestre a un ritmo sin precedentes. En los últimos 50 años, la población humana se ha duplicado, el tamaño de la economía mundial casi se ha cuadruplicado y el comercio mundial ha aumentado unas diez veces. Se necesitarían los recursos de 1,6 planetas Tierra para satisfacer la demanda de los humanos cada año”, concluye el informe lapidario de Naciones Unidas.

Pero la emergencia por coronavirus tuvo otro efecto negativo inesperado. Aunque en muchas ciudades del mundo se registró una baja de la contaminación aérea con la paralización de las industrias y el tránsito de vehículos, también se registraron cantidades alarmantes de residuos sanitarios, como barbijos y guantes de látex descartados.

Un grupo ambientalista francés, Opération Mer Propre (Operación Mar Limpio), mostró lo que producen los residuos del material sanitario en las costas de la turística localidad Antibes. Los activistas recorrieron el Mar Mediterráneo, y se sorprendieron con lo que hallaron: 4 guantes de látex, 5 tapabocas, 62 botellas de plástico y latas de cerveza.

“Más que nunca se va a tener que tomar medidas contra todas esas incivilidades, de la lata al tapabocas, porque quien tira su lata también tirará su tapabocas. Esto es sólo el comienzo y si nada cambia se va a convertir en un verdadero desastre ecológico y puede ser incluso sanitario”, escribió el grupo ambientalista en su cuenta de Facebook.

 

Con información de Perfil y Cien Radios

× Whatsapp