5 recetas de alioli casero, prepara y personaliza esta salsa

Estas recetas de alioli casero se ayudarán a preparar y personalizar esta salsa auténtica a tu manera. Sin huevo, con leche o con algunas sorpresas más podrás tener listo en 5 minutos el complemento perfecto de una carne asada o de un pescado al horno. Encima de una tostada de pan con unas anchoas y unas tiras de pimiento el alioli se convierte en nuestro mejor aliado. Si quieres descubrir todos los secretos de esta salsa con nombre propio, toma nota de estas 5 recetas de alioli casero, están impresionantes.

Las mejores recetas de alioli casero

El alioli de Jordi Cruz nos enseñará a preparar esta salsa según uno de los mejores cocineros de este país. Esta mayonesa de ajo nos ayudará a descubrir cómo 3 ingredientes son capaces de fusionarse en unos segundos para dar lugar a una salsa saludable espectacular. Merece la pena prepararla siguiendo los consejos de Jordi Cruz, todo un experto en el aire de cocinar esta delicia.

Un alioli con leche es una alternativa con un sabor y textura que destacará. Podemos cocinarlo de una y mil maneras diferente, pero cambiando un poco de aceite por leche entera conseguiremos una cremosidad nunca vista. Este alioli es perfecto para aliñar ensaladas, una ensaladilla con este alioli en lugar de mayonesa es un pequeño placer que podemos disfrutar.

Este alioli de aguacate es una sorpresa que impresionará a más de uno. Con el aguacate, el superalimento de moda de bandera, podemos conseguir más de una alegría inesperada. Esta base le dará aún más cremosidad a una salsa con un color y alegría que la hacen perfecta para darle vida a unas patatas. Con este alioli podrás decorar y dar vida a unas simples patatas fritas o al horno.

El alioli de manzana es una combinación de sabores perfecta para acompañar carnes blancas. Un pollo a la plancha con este alioli o un bocadillo de pechuga de pollo no será lo mismo sin esta salsa. Complementa también el cerdo, un lomo a la brasa con el alioli de manzana por encima parecerá un plato de restaurante, pero es muy fácil de cocinar y de comer.

Un alioli sin huevo es el más auténtico de todos. Esta receta nos invitará a probar a salsa original. El alioli no lleva huevo, la realidad es que es solo ajo y aceite, con una pizca de sal, se le añade limón para calmar un poco la potencia del ajo. En unos minutos podemos disfrutarlo en primera persona, nos vendrá de maravilla si somos veganos o intolerantes al huevo.

Fuente: OkDiario