900 millones de votantes: ¿cómo hace India para organizar las mayores elecciones del mundo?

Durante cada elección en India, funcionarios electorales se internan en el bosque de Gir, que está plagado de leones, para recoger el voto de un solo hombre.

Son unos cinco funcionarios, acompañados de dos policías. Cargan todo el material electoral, incluyendo una máquina de votos electrónica.

 

Después de una larga jornada, arman una cabina de votación dentro de un radio de dos km de la residencia de Guru Bharatdas Darshandas, según el reglamento.

El solitario votante, que está en la década de los 60, cuida de un templo que está en el bosque, en el occidental estado de Gujarat.

 

Espera ver mejores carreteras en la selva para que más peregrinos puedan visitar.

“Pero me hace sentir bien que las autoridades vengan hasta aquí para recoger mi voto. Me siento honrado”.

 

Desde los Himalaya hasta la costa

India va a las urnas otras vez este mes de abril. Con 900 millones de votantes, serán las mayores elecciones que el mundo haya visto.

Pero, ¿cómo hace un país para gestionar las elecciones que implican al 12% de la población mundial?

 

Según la comisión electoral, lo hace con el espíritu de conducir “elecciones libres y justas”.

La comisión tiene que manejar elecciones a lo largo y ancho de 29 estados y siete territorios de la unión. Esto incluye “una gran zona montañosa en el norte (el Himalaya), enormes llanuras en el norte y el centro del país, una región desértica en el oeste, bosques por todas partes y un extenso litoral que abarca la península en el sur”, escribe el exjefe de la comisión S. Y. Quraishi en su libro “Una maravilla indocumentada: la creación de la gran elección de India”.

 

Casi un millón de puestos de votación se instalan para abarcar el amplio territorio. Algunos exigen extraordinaria logística, a decir lo menos.

Por ejemplo, una cabina de votación en el norteño estado de Himachal Pradesh es considerada la más inaccesible, a 4.400 metros sobre el nivel del mar. Los funcionarios electorales tiene que caminar más de 20 km para llegar hasta los votantes, según un informe de un medio local.

 

Desde helicópteros hasta camellos

La misión de llegarle a cada uno de los votantes va más allá de lo que uno se puede imaginar.

“Al comienzo puede sonar divertido, pero todas las formas de transporte desde la más primitiva hasta la ultramoderna -elefantes, camellos, botes, ciclas, helicópteros, trenes y aviones- se usan para llegar a los votantes y para trasladar personas y materiales por desiertos, montañas, llanuras, bosques, islas y zonas costeras”, escribe Quraishi.

 

En el sureño estado de Telangana, un distrito forcejea con un singular problema: el número más alto de candidatos para un escaño.

Las antiguas máquinas pueden manejar hasta 64 nombres, pero este distrito en particular tiene 185. Se ha puesto una orden urgente para llevar a tiempo más máquinas modernas.

No obstante, la comisión electoral mantiene confianza en sus habilidades.

 

“El proceso electoral procederá con suavidad”, indica Umesh Sinha, un alto miembro de la comisión electoral.

De hecho, cree que el estado va camino a hacer historia.

 

“Telangana será el primer estado del país en usar un número tan grande de unidades desde la introducción de máquinas electrónicas”.

Pero, ¿resultarán estas medidas en una más alta asistencia a las urnas? ¿Y podrán garantizar elecciones “libres y justas”?

 

El mundo tendrá que esperar hasta el 23 de mayo para enterarse.

 

 

Fuente: BBC

× ¿Te ayudamos?