#911EmergenciaSocioambiental: marcha, festival y vigilia contra el acuerdo porcino

Será este lunes 9 a partir de las 17, desde el Obelisco a Plaza de Mayo. La Coordinadora Basta de Falsas Soluciones se declara en estado de alerta y movilización contra el plan para instalar decenas de megagranjas en Argentina.

La Coordinadora Basta de Falsas Soluciones anunció una acción “sin precedentes” para este lunes 9 de noviembre en rechazo al acuerdo porcino, nombre coloquial del memorándum de entendimiento con China que el Gobierno quiere firmar este mes. El espacio multisectorial, surgido por la alianza de organizaciones socioambientales, agrupaciones antiespecistas, partidos de izquierda y activistas autoconvocados de todo el país, convoca a una movilización desde el Obelisco, un festival y una vigilia en Plaza de Mayo.

Esta nueva convocatoria, que tendrá citas en distintas localidades de Argentina con respeto a protocolos del covid-19, se suma a las acciones del 25A y el 25S, entre otras, en las que miles salieron a las calles para rechazar el megaplan porcino, que busca instalar cerca de veinticinco granjas industriales para proveer al país asiático con 900 000 toneladas de carne durante al menos cuatro años, pero también para denunciar abiertamente la profundización del extractivismo de la mano del Gobierno del Frente de Todos y los provinciales.

#911EmergenciaSocioambiental trata de unir reclamos a nivel nacional en el marco de una crisis ecológica y climática global que incluso fue parte de los debates presidenciales en Estados Unidos. La Coordinadora BFS plantará bandera frente a la Casa de Gobierno contra el agronegocio, las quemas, los incendios intencionales, la megaminería y el fracking petrolero, que convierten al país en una gran “zona de sacrificio”. “Basta de poner en riesgo nuestro suelo, aire y agua con todo tipo de proyectos cortoplacistas. Basta de saqueo y represión. La vida no se negocia”, afirman en un comunicado.

“El acuerdo no se firma en noviembre ni nunca”, dice también la convocatoria, “ni con China ni con nadie”. Con movilización, festival artístico y vigilia, expresarán su rechazo a la profundización del “modelo que propone el Consejo Agroindustrial Argentino junto al Gobierno de industrialización animal, transgénicos, agrotóxicos, pueblos fumigados, desigualdad y pobreza para pagar deuda externa”.

Los convocantes, entre los que se encuentran la Alianza por el Clima, Fridays for Future, XR Argentina, No a la Mina, Proyecto Timón Verde, los partidos del Frente de Izquierda Unidad, el Observatorio del Derecho a la Ciudad, el Nuevo MAS y Juventud Ambientalista, entre otros, proponen “un cambio en el modelo de producción de alimentos hacia uno justo, sano, soberano, agroecológico y sostenible, […] una transición urgente hacia energías renovables” y reclaman la sanción urgente de la demorada y cajoneada ley de humedales, el freno a los desmontes y la “participación popular efectiva” en asuntos que comprometan al ambiente y la salud de la población.

Desde el espacio se declaran en estado de alerta y movilización hasta el logro de sus objetivos y reivindican el derecho a la resistencia frente a la injusticia. El cuestionado plan porcino pone en peligro sanitario y ambiental al país en momentos en que lo sacude una pandemia de origen zoonótico. Además, de concretarse, comprometería un millón y medio de litros de agua por granja en el norte y la Patagonia, zonas en emergencia hídrica, y contaminaría aire, suelo y agua en las inmediaciones de los megacomplejos.

Son cada vez más los elementos que dan cuenta de la urgencia por poner freno al plan negociado por Cancillería desde marzo para proveer a China de 900 000 toneladas de carne, algo que ese país no puede garantizarse a causa de la gripe porcina africana por la que debió sacrificar brutalmente a cientos de millones de cerdos. Es un escenario similar al que se conoció este jueves con la noticia de que Dinamarca deberá hacer lo propio con unos diecisiete millones de visones hacinados en granjas industriales tras una mutación del covid-19 que se extendió del rebaño a los humanos. “No queremos ser el matadero del mundo ni la cuna de nuevas pandemias”, sostienen desde la Coordinadora BFS mientras despliegan una amplia campaña de difusión hacia el 911: emergencia ambiental.

Fuente: La izquierda diario