A 6 años de Ni Una Menos, mujeres y disidencias vuelven a las calles para pedir que cese la violencia machista

El grito Ni Una Menos, lanzado desde Argentina y extendido como marea en distintas regiones del mundo reclamando políticas públicas y compromiso social para frenar la violencia femicida, llegará el jueves a su sexto aniversario con avances y pendientes que son analizados por mujeres que atravesaron situaciones de violencia y familiares de víctimas de femicidios.

“Creo que ha habido un avance bastante grande. La acumulación de todas las luchas que hemos estado dando a lo largo de todos estos años se materializa en todos los trabajos minuciosos que hacemos las feministas y feministes en este tiempo” expresó Sofía Tulco, una de las tantas jóvenes organizadas en Feministas Autoconvocadxs.

“Por ejemplo, mañana se materializa en una marcha y una concentración, pero hay un trabajo acumulado en la generación de redes sororas entre nosotras, equipos de acompañamiento de mujeres que sufren violencia, insistencia constante al Estado y una respuesta un poco forzosa de éste al momento de las marchas” expresó la activista, quien también destacó cómo consiguen “la aceleración de todos los casos que ha habido, con respecto a femicidios, gracias a la lucha feminista en las calles”.

Las últimas cifras oficiales sobre femicidios, difundidas el fin de semana por la Oficina de la Mujer de la Corte, revelan que el año pasado hubo 251 víctimas mujeres, trans y travestis. Es decir, que un varón asesinó a una mujer cada 35 horas, casi el 80% en contexto de violencia doméstica. Por su parte, la Asociación Civil La Casa del Encuentro informó este miércoles que desde la primera marcha Ni Una Menos, en 2015, se cometieron 1.733 femicidios y transfemicidios.

“Particularmente en San Luis estamos conmovidas, hartas y enojadas con el asesinato de Johana. Gran parte de las consignas son para pedir justicia por todos los femicidios que ha habido durante la pandemia y antes también” manifestó Tulco.

“Todos los casos de violencia no son tratados de forma integral por la Secretaría de la Mujer, lo sabemos por toda la experiencia de las mujeres que vienen y con las que hemos tenido contacto” agregó. “Lo que nosotras queremos es una cuestión de cuidados, y el Estado no está cuidando”.

A nivel nacional, Ni Una Menos lanzó una campaña de “cartelazo” en distintos puntos del país, con la idea de que distintas consignas aparezcan en las puertas o ventanas de las viviendas. En San Luis, Feministas Autoconvocadxs llaman a marchar por las calles céntricas a las 16 horas, desde el Centro Cultural José La Vía. Piden a las manifestantes asistir con barbijo, alcohol en gel y mantener distanciamiento, en función de la situación sanitaria actual.

“Una de las grandes consignas es que “la calle es nuestra casa”, dando a entender que es la calle donde se materializa la lucha” afirmó Tulco. “En ese sentido va por ahí nuestro trabajo, pero nosotras si denunciamos es porque estamos tratando de solucionarlo de otra forma y ahí están todas las redes que se generan entre mujeres. Eso es fundamental porque caracteriza mucho al movimiento feminista” concluyó.

Con información de Télam.

× ¿Te ayudamos?