A pocas horas del inicio de la cumbre del G7: Rusia atacó a Kiev

A pocas horas del inicio de la reunión de los líderes occidentales en Alemania, Rusia atacó este domingo a Kiev, capital de Ucrania. Los misiles alcanzaron dos edificios residenciales y dejaron alrededor de cuatro heridos.

Vitali Klitschko, alcalde de Kiev, comentó que cuatro personas fueron hospitalizadas con heridas por el bombardeo y que una niña de 7 años fue rescatada con vida de debajo de los escombros.

Según información preliminar, Rusia disparó un total de 14 misiles contra Kiev que alcanzaron hasta el norte de Ucrania.

Yuriy Ignat, vocero de la Fuerza Aérea de Ucrania, comunicó que los misiles eran crucero del tipo Kh-101 y fueron lanzados desde aviones que estaban sobre el mar Caspio.

Los ataques rusos fueron los primeros contra Kiev desde el 5 de junio.

“Es más de su barbarie”, dijo Joe Biden, presidente estadounidense, al ser consultado por el ataque en el castillo de Elmau, la sede de la cumbre del G7.

En Moscú, el Ministerio de Defensa ruso sostuvo que había atacado tres centros de entrenamiento militares en el norte y el oeste de Ucrania, uno de ellos cerca de la frontera polaca. En los bombardeos se usaron “armas de alta precisión de fuerzas aeroespaciales rusas y misiles (de crucero) Kalibr“, concluyó el Ministerio de Defensa ruso.

El sábado, Rusia terminó con la conquista de la ciudad ucraniana de Severodonetsk y consiguió entrar en barrios de la vecina Lysychansk, tras semanas de una devastadora ofensiva para apoderarse de la región del Donbass, en el este del país.

Lysychansk es el último asentamiento urbano que le falta capturar a Rusia en la provincia de Lugansk, lo que sería un importante paso adelante en los planes rusos de apoderarse de todo el Donbass.

Con información de Télam