A un año del estallido social, Chile decide si cambia uno de los últimos símbolos de la dictadura

SANTIAGO, Chile.- Chile podría dar hoy el primer paso para elaborar por primera vez en su historia una Constitución escrita en democracia. La decisión estará en las manos de más de 14 millones de chilenos habilitados para votar en un plebiscito, y que deberán responder a dos preguntas: si desean o no una nueva Carta Magna y qué procedimiento prefieren para redactarla.

Con todos los sondeos que le otorgan una amplia ventaja al “apruebo”, la incertidumbre de la jornada estará orientada a la diferencia con la que ganará el cambio constitucional y el grado de participación con la pandemia del coronavirus como contexto. El referéndum también concentra un fuerte componente simbólico por la posibilidad concreta de cerrar un ciclo histórico y enterrar uno de los últimos resabios de la dictadura de Augusto Pinochet

LA NACION