Absolvieron al acusado de un femicidio en Río Negro

Un caso que llegó a juicio como presunto femicidio y que tuvo como condimento la inédita renuncia de la fiscal al inicio de las audiencias, terminó este miércoles con la absolución del imputado por falta de pruebas. La acusación estuvo impulsada, en soledad, por la querella. El caso se ventiló en los tribunales de General Roca.

Luisa Barros fue encontrada muerta el 8 de enero de 2017 en su pequeña vivienda de la localidad rionegrina de Ingeniero Huergo. Tenía alrededor del cuello un pañuelo colgado en el otro extremo a la parte superior de la puerta de un mueble de madera. Así le dijo Jonathan Rott a la Policía que la encontró y que intentó reanimarla, pero ya estaba sin vida.

La teoría inicial indicó –incluso la que impulsó la fiscalía- fue que Rott había colocado el pañuelo alrededor del cuello de su pareja, tiró con fuerza hacia atrás y hacia arriba provocándole la muerte. Fue imputado por “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por mediar violencia de género”, calificación que se mantuvo durante la investigación.

Hasta que el 5 de febrero de este año, la fiscal del caso Vanesa Cascallares sorprendió cuando alegó que “estamos en condiciones de primar que el hecho existió, a través de pruebas objetivas y técnicas. La señora Barros ha sufrido un asesinato. Pero en cuanto a los testigos nos es endeble las pruebas con la que contamos a esta altura, como para atribuir la responsabilidad al señor Rott”, y retiró los cargos.

El juicio llegó a concretarse porque la querella, encabezada por el abogado Marcelo Hertzriken Velasco, mantuvo la hipótesis del femicidio, aun cuando se hizo cargo de la causa ya iniciado el proceso y tras la renuncia del querellante anterior.

Este miércoles el tribunal integrado por Emilio Stadler, Laura Pérez y Gastón Martín, dio a conocer el veredicto absolutorio al interpretar que las pruebas –científicas y testimoniales- no alcanzaron para arribar a una sentencia de culpabilidad.

Al término de la audiencia, Hertzriken Velasco señaló que el fallo “no nos sorprende porque asumimos un compromiso muy fuerte con la familia, pro ya con el juego probatorio efectuado; y por otro lado tuvimos que entrevistar a cada uno de los testigos y de los peritos sin conocer lo que había actuado la fiscalía, con lo que fue una suerte de cita a ciegas. En 31 años de profesión es la primera vez que me acontece”, señaló en diálogo con Ultimo Momento Noticias, de General Roca.

“¿Por qué no pudimos lograr un veredicto de culpabilidad?, porque fuimos a un juicio en soledad, sin fiscalía, y de toda la prueba producida no se nos brindó un solo elemento o apoyo; más bien todo lo contrario, tuvimos una resistencia a concedernos los elementos probatorios”, dijo finalmente.

Fuente: mejor informado

× Whatsapp