Acuerdo con el FMI: Santiago Cafiero viaja a Estados Unidos para una reunión clave

En medio de la dura negociación con el Fondo Monetario Internaciones (FMI), el canciller Santiago Cafiero viajará a Estados Unidos para reunirse el 18 de enero con su par Antony Blinken.

El encuentro será para intentar destrabar las negociaciones con el organismo internacional a menos de dos meses de un vencimiento que Argentina no puede afrontar y que con el aval de la primera potencia económica del mundo, que cuenta con el 17% de representación dentro del directorio Fondo y tiene poder veto, podría sortear, según informó ámbito.

Luego de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, realizara una exposición frente a todos los gobernadores para explicar las diferencias que aún persisten con el Fondo en cuánto al sendero de equilibrio fiscal, punto sobre el cual el organismo se endureció. De hecho, el propio titular del Palacio de Hacienda había revelado en una entrevista al diario El País de España que “Argentina está lista para acordar pero todavía faltan consensos internacionales”.

Es por esto que todas las miradas apuntan a Estados Unidos y su poder de veto dentro del organismo. El encuentro entre Cafiero y Blinken se concretará el 18 de enero y podría servir como un puente de negociación con los funcionarios más inflexibles de la Casa Blanca, entre los que están el ex número dos del FMI y contraparte en las negociaciones del crédito otorgado en 2018, David Lipton, que actualmente se desempeña como asesor de la Secretaría del Tesoro.

Este será la primera vez que ambos funcionarios se ven cara a cara, y desde el Gobierno confirmaron que se trata de una reunión bilateral, para nada sencilla, donde “se abordarán todas los temas de las relaciones entre ambos países. Por supuesto que al tope de la agenda estará el acuerdo con el FMI, pero también se tratarán cuestiones vinculadas al cambio climático y a los Derechos Humanos”.

Según explicó Guzmán los puntos de desacuerdo pasan por el sendero de equilibrio fiscal, algo que Argentina apunta a alcanzar en 2027 y el Fondo lo exige para el 2024. En el Ejecutivo dicen que en concreto, la diferencia es garantizar los pagos con el fruto de un crecimiento económico sostenido o hacerlo por medio de un ajuste.

A pesar de este escenario, la estrategia va en línea con la necesidad de “seguir construyendo entendimientos con la comunidad internacional”, porque más allá del consenso que se pueda abordar con el staff técnico, quien deberá aprobar el programa de facilidades extendidas es el directorio del organismo, que está compuesto por los representantes de cada país.

El embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Arguello, también viene jugando un rol fundamental en la relación bilateral, de hecho fue uno de los artífices de la gira del Canciller, la semana pasada también se tomó un tiempo para recibir al nuevo representante del FMI en Argentina, el británico Ben Kelmanson. No se descarta que durante su estadía en el país del norte, Cafiero también mantenga encuentros con otros funcionarios de peso en el esquema de Biden, como el asesor especial para la Seguridad Nacional, Jake Sullivan, y el asesor para la región, Juan González.

Fuente: Minuto Uno