Acusada de matar a puñaladas a su tía será investigada por otros dos delitos

Hoy a las 10 María del Carmen Yacobino será llevada, otra vez, al Juzgado Penal 3. Ya lo hizo en tres oportunidades días atrás: cuando la detuvieron acusada de matar a su tía Rosula Camargo y pidió un día para designar abogado y para que la notificasen de que iba a ser trasladada a la cárcel procesada por homicidio. Ahora la investigarán por el incendio que arrasó con la casa de la anciana y también por quedarse con plata de su jefe.

 

La jueza Virginia Palacios ordenó en el auto de procesamiento que Yacobino la indagatoria por otros dos los delitos, el de estrago doloso y administración infiel.

 

Hasta ahora la forma en que se incendió la casa de Camargo, en la calle Sarmiento, no fue establecida pero sí quedó claro a partir del informe de los bomberos que se trató de un hecho intencional. La casa –precaria-, no tenía instalación de gas natural pero sí de luz aunque las llamas no se originaron por un cortocircuito o por una fuga de gas de una garrafa.

 

Yacobino fue vista el sábado 21 de abril saliendo de la casa de su tía alrededor de las 20:30 y minutos después se escuchó la explosión en la casa. En pocos minutos casa se derrumbó y el cadáver de Rosula fue encontrado al día siguiente completamente calcinado.

 

En cuanto a la administración infiel, es porque la acusada se quedó con 25 mil pesos de la caja de la pizzería en la que trabajaba como encargada. Yacobino le dijo a su jefe que se quedara tranquilo porque ella tenía la plata y que se la iba a devolver. No lo pudo hacer porque cayó detenida.

 

Según la presunción de los investigadores, la mujer iba a usar –o habría usado- esa suma de dinero para pagar una deuda relacionada con su presunta adicción al juego.