Adolfo Rodríguez Saá: “Alberto quiere que yo desaparezca como dirigente político”

El senador nacional Adolfo Rodríguez Saá se refirió este jueves de manera contundente a la pelea que mantiene con su hermano, el gobernador Alberto Rodríguez Saá: “Quiere que yo desaparezca como dirigente político”, sentenció.

En declaraciones a Cadena de Noticias, el ex presidente aseguró que las diferencias que mantiene hoy con su hermano menor “son diferencias de estilo; el Gobierno sigue el modelo de 1983”.

“El Adolfo” aseguró que entre su gestión y la de “El Alberto” hay “una diferencia importantísima en el diálogo, el vínculo; nosotros vamos a fomentar la relación humana, el vínculo entre los ciudadanos y los dirigentes”.

El senador aprovechó para enrostrarle a su hermano que en sus 18 años al frente del Gobierno de San Luis (desde 1983 hasta el 2001) “se construyeron 53 mil viviendas” mientras que en los 18 años posteriores (desde el 2001 hasta la fecha) “se hicieron 14 mil”, entre las gestiones de Alicia Lemme (2001-2003), Alberto Rodríguez Saá (2003-2011 y 2015-2019) y Claudio Poggi (2011-2015). “Esta es la diferencia, esto tiene que ver con el vínculo, con el amor, con el respeto hacia el vecino”, remarcó.

También especificó que cuando se fue del gobierno (para asumir de manera provisoria la Presidencia de la Nación en medio de la crisis del 2001) “en San Luis funcionaban 1580 fábricas”, tres veces más que las que se mantienen vigentes en la actualidad. “Suprimieron el Ministerio de Industria. Ningún Ministerio tiene competencia sobre la Industria, no es una competencia que el Estado Provincial se asigne; entonces, ante un problema industrial, no hay ninguna oficina del Estado que sea la ventanilla para atender estos problemas. Durante mi gestión teníamos un Ministerio, estaba en el tope de la agenda del Gobierno. Ahora tacharon la Promoción, cerraron el Ministerio y hay menos de 500 fábricas”, aseveró.

Luego de marcar esa “diferencia de estilos”, Adolfo aseguró: “Es como si el Alberto quisiera evitar que yo ocupe algún lugar en la sociedad, quiere que yo desaparezca como dirigente político”.

Además, aclaró que si bien no hubo un acuerdo para que él sea candidato a gobernador del oficialismo en 2019, el hecho que Alberto sea su suplente en la lista de Senadores nacionales de Unidad Justicialista respondía a esa idea: vuelve Adolfo a la Gobernación, Alberto lo reemplaza en el Senado.

Con el panorama actual, Adolfo aseveró que desconoce si su hermano buscará la reelección en el Ejecutivo y, en caso de hacerlo, si será dentro del Partido Justicialista. “No sé qué va a hacer el Alberto, si va a ir por dentro o por fuera”, indicó.