Advierten que la avenida Lafinur es un descontrol: “Todas las noches están todos tomando alcohol”

AUDIO: DIEGO ASTUDILLO (CÁMARA DE BARES, BOLICHES Y LOCALES NOCTURNOS)

{mp3} astudillo09012018{/mp3}

 

Tras los anuncios de la Municipalidad por nuevos operativos los fines de semana en la noche de San Luis, para evitar hechos como el asesinato de Matías Auderut, desde la Cámara de Bares, Boliches y Locales Nocturnos advirtieron que hay sectores de la capital que son un descontrol de consumo de bebidas alcohólicas en plena vía pública.

El secretario de la Cámara, Diego Astudillo, sostuvo, en declaraciones al programa SanLuis24 Radio, que los lugares más críticos son la avenida Lafinur y la avenida Juan Gilberto Funes (ex avenida Julio A. Roca).

“A los bares y boliches nos hacen operativos todo el tiempo. Ahora hay que controlar la calle también: la avenida Lafinur se ha convertido en un boliche, tienen hasta un hashtag. Todas las noches están todos tomando alcohol, y todos en su auto”, remarcó, y agregó: “El otro lugar es la avenida Juan Gilberto Funes. Y no pasa nada hasta que se mate alguno o pisen algún niño”.

“Algo va a pasar con la cantidad de gente que tiene (la avenida Lafinur todas las noches) y con un consumo de alcohol tan alto. No hay seguridad, nada, no hay policía presente, no hay Municipio presente. Cuando se armen un desmán por alguna rivalidad, va a ser una batalla campal”, alertó.

Sobre el caso Matías Auderut

Astudillo también brindó algunos detalles de lo que percibieron otros integrantes de la Cámara en la madrugada del 30 de diciembre, cuando Matías Auderut recibió la brutal golpiza que derivó en su muerte 5 días después. El hecho ocurrió en avenida Illía y Constitución, fuera del bar Say No More.

“Sorprendió que el chico se fuera caminando, por la manera en la que le habían pegado”, contó.

También reprobó la actitud del personal de seguridad del local: “La seguridad está para disuadir o evitar las peleas, no para generarlas ellos”, dijo, en referencia al patovica que le propina el primer golpe a Matías, antes que las otras cuatro personas que se sumaron a la paliza.

Para evitar este tipo de episodios, pidió que la Policía tenga más presencia en la zona de locales nocturnos, sobre todo los fines de semana: “Si hay prevención esto se termina, porque el que toma alcohol, toma alcohol pero no es tonto; cuando ve la presencia policial, ya dice: ´No voy a hacer problema porque en vez de volver a mi casa, termino en la Comisaría´”.