Advierten sobre la necesidad de revisar el funcionamiento de calefactores y calefones

Al menos una vez al año, antes de la llegada del invierno más crudo, es necesario hacer un mantenimiento de los artefactos hogareños que funcionan a gas: calefactores, cocinas y calefones. Así lo recomiendan gasistas matriculados tras la tragedia que golpeó la familia del senador Luis Naidenoff, que perdió a su ex esposa y un hijo por una fuga de gas.

 

El caso fue similar al que ocurrió en el barrio José Hernández, donde en un monoblock murieron una pareja y su bebé por el mal funcionamiento de un calefón.

 

“La gente tiene que buscar un gasista matriculado y nosotros tenemos que hacer una docencia sobre cómo manejarse. En temporada alta hay que hacer un análisis, un service de cómo están los artefactos de gas”, explicó Jorge Segundo Correa, gasista matriculado

 

Sobre lo que ocurrió en el caso de la familia del senador, el especialista apuntó “a un escape de monóxido de carbono más que de gas; por ejemplo en el caso del barrio José Hernández no sabemos qué pasó porque las distribuidoras de gas no informan a los matriculados”.

 

Los principales riesgos provienen de los calefones –por la cantidad de calorías que queman- y los calefactores que no tienen salida al exterior, por lo que los gases de la combustión quedan atrapados en el lugar si  no hay una adecuada ventilación.