Advierten sobre las dificultades de las empresas de San Luis para pagar el bono de fin de año

AUDIO: CLAUDIO ÁLVAREZ (VOCAL CONGRESAL DE LA CGT NACIONAL)

{mp3}alvarez07112018{/mp3}

 

AUDIO: ARIEL DOTTI (PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE INDUSTRIA DE VILLA MERCEDES)

{mp3}dotti07112018{/mp3}

 

Con poca información todavía sobre el bono de fin de año que acordaron empresarios, parte de la CGT Nacional y el Gobierno de Mauricio Macri, un representante de la Cámara de la Industria de Villa Mercedes y un gremialista advirtieron sobre las dificultades de las empresas de San Luis para afrontar ese plus.

Este martes, el ministro de la Producción y el Trabajo, Dante Sica, junto a líderes cegetistas y empresarios de diversos sectores acordaron el pago de un bono de 5 mil pesos para los trabajadores del ámbito privado, en dos cuotas (diciembre y enero).

“Todavía hay que leer la letra chica y ver cómo se va a reglamentar el decreto. Es necesario para reactivar un poco la economía, los salarios quedaron muy por debajo de la inflación y eso es el llamado de atención por el bajo consumo: si al movimiento obrero no le alcanza la plata para comer, mucho menos para gastar en otra cosa que no sean alimentos. El sector pudiente de la argentina no es el que hace el consumo”, analizó Claudio Álvarez, secretario general de la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA) de San Luis.

El sindicalista aseveró que, en particular en su sector, los empresarios están en condiciones de afrontar el pago del plus: “Los establecimientos cobran el consumo como si tuvieran todo en regla, y hoy la gastronomía y la registración de los trabajadores en San Luis es de un 50 por ciento en negro”, señaló.

Además, consideró que un alto porcentaje de los establecimientos “no pagan los sueldos como corresponde menos van a pagar el bono”, aunque reconoció que en hay empresas que sí se preocupan por cumplir con las normas.

Ariel Dotti, presidente de la Cámara de Industria de Villa Mercedes y gerente de planta de Bagley, remarcó que “las empresas siempre van a ser respetuosos de los mandatos oficiales que se determinen”, pero aclaró que “en esta situación hay un contexto donde hay compañías que la están pasando muy mal y están haciendo un gran esfuerzo para mantener las fuentes de trabajo; y parece que siempre los que terminan aportando son los mismos sectores”.

El industrial afirmó que tendrán que afrontar el bono en una finalización de año que los encontrará “con un volumen de producción muy inferior al año anterior, de entre el 2 y 3 por ciento menos, que tiene que ver directamente con la caída de la demanda”.

Dotti reconoció que aumentar el poder adquisitivo de los trabajadores propiciaría un incremento en la demanda de productos, pero resaltó que “pareciera que el esfuerzo no siempre es de todos los sectores por igual”.

“En este contexto, venimos con una situación que nos está dejando a muchos fuera de competencia y fuera de mercado”, indicó.