Aída Ayala anunció que no volverá a acompañar el proyecto de aborto

Tras recibir presiones por parte de sectores católicos ligados a la Iglesia de su provincia, la diputada chaqueña Aída Ayala anunció que, si el proyecto de despenalización y legalización del aborto vuelve con cambios del Senado, cambiará su voto y no lo acompañará.

La legisladora nacional confesó que recibió “agresiones” por parte del “sector de las dos vidas ligado al catolicismo” y que recibió “maldiciones” para ella y su familia a través de las redes sociales.

Si bien aclaró que no es la Iglesia la que de manera institucional la está acosando, dijo que se trata de “fieles católicos que rodean a los curas”, los cuales -según relató- le manifestaron “maldiciones” a su familia.

En ese contexto de amedrentamiento, Ayala evaluó que “la sociedad chaqueña no está madura” para el debate sobre el aborto y que “no se puede imponer una ley cuando la mayoría de la comunidad está en desacuerdo”.

La oficialista ratificó que su convicción personal es a favor de la legalización y dijo que seguirá “luchando” por ese derecho en el futuro, pero dijo que su deber es “interpretar al pueblo chaqueño” en el tiempo que le toca legislar.

“No está en la agenda de los chaqueños. Dentro de un año o después se puede seguir hablando. Estoy hablando por la realidad que me toca vivir en este momento”, señaló la diputada. No obstante, manifestó que está “estudiando” que si la iniciativa vuelve a la Cámara baja podría abstenerse.


La legisladora, que había quedado en el ojo de la tormenta luego de que la justicia la procesara y pidiera su desafuero por una causa en su contra en la provincia, finalizó: “No voté a favor del aborto para que me voten, pero si voto esa ley y es rechazada por la mayoría de los chaqueños, no puedo seguir negando esa realidad. El Chaco no estaba preparado el debate”.

 

San Luis 24 Redacción Buenos Aires