Alberto Fernández: “Salir ya de la cuarentena sería llevar a la muerte a miles de argentinos”

A días de resolver cómo sigue el aislamiento obligatorio por el coronavirus​, el presidente Alberto Fernández advirtió por los peligros que generaría levantar completamente la cuarentena, aunque anticipó que están preparando protocolos para habilitar más actividades económicas.

“Todo no se puede hacer, le pido a la gente que reflexione porque en los planteos hay mucha mala intención e intención política. Los que dicen que hay que salir ya de la cuarentena sepan que sería llevar a la muerte a miles de argentinos”, afirmó.

Y sentenció: “No llegaron porque fuimos responsables. Otros (que priorizaron la actividad económica) terminaron juntando muertos en camiones frigoríficos y enterrándolos en fosas comunes”.

Durante una entrevista con Radio Con Vos, el mandatario anticipó que en el Gabinete están “organizando protocolos para abrir actividades económicas”, aunque explicó que deberá cumplirse “una serie de condiciones”.

En esa línea, el mandatario adelantó que el país está cerca de lograr el objetivo de “que la velocidad de duplicación del contagio sea de 25 días y así se pueda hacer una apertura mayor, de casi el 75% de la gente en toda la argentina”. insistió.

Destacó Fernández la necesidad de “controlar la velocidad de los contagios y tratar de evitar el famoso pico. Cuando abrís o tomás una decisión de esa naturaleza el resultado lo sabés 15 días después, por eso hay que moverse con mucha prudencia”, agregó.

Después de pedir prudencia en los reclamos de apertura de las actividades, el presidente también le apuntó a parte de la oposición, a la que acusó de jugar con la “inestabilidad emocional de la gente”.

“Hay un uso perverso de la inestabilidad emocional de la gente y los impulsan a hacer reclamos alocados, y hay sectores de la oposición que lo están haciendo. Convocan a la gente a hacer un pedido que puede ser el de convocar a su propia enfermedad”, cuestionó el jefe de Estado.

De todas maneras, separó de esas críticas al Jefe e Gobierno porteño y otros dirigentes de Juntos por el Cambio: “Tengo la suerte de que los opositores que gobiernas piensan como yo. Los otros hacen política en twitter”.

Fernández contó que antes de esa entrevista estuvo reunido con el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro y otros funcionarios, y allí repasaron los resultados de algunas encuestas sobre cómo vive la gente el aislamiento social.

“Hay una alta percepción de la gente de valorar lo que se ha hecho. Y hay temor de la gente en que una salida desordenada haga perder el esfuerzo”, precisó el presidente, aunque también “hay preocupación y por eso se trabaja en los protocolos para ir abriendo actividades”.

La cuarentena en las villas y asentamientos

“Las villas son un problema y no son lo mismo en la Ciudad y en la provincia. En la Ciudad hay una aglomeración muy grande. En la provincia hay muchos barrios pobres pero más espaciados. Siempre el riesgo es la aglomeración”, dijo Fernández al ser consultado por el avance el virus en sos barrios.

La Villa 31 de Retiro es una de las más afectadas, y el presidente elogió la respuesta del Gobierno porteño porque “está reaccionando muy bien la ciudad, haciendo testeos. Ha organizado un sistema para sacar a las personas y llevarlas a hoteles. Interpreto que iban monitoreando el tema. Vean ustedes la velocidad de contagios. No es que no le prestaron atención a las villas, pero se metió el virus en uno y vieron la velocidad del contagio”, destacó.

“Puede haber un aporte de las grandes fortunas”

Fernández también se refirió al impuesto que, según señalo, “afecta a 11 mil argentinos”. “Yo lo que creo es que puede haber un aporte en este momento de las grandes fortunas”, señaló.

También consideró que “el sistema impositivo argentino es muy injusto” e insistió en la necesidad de “modificarlo” porque, según precisó, quienes en proporción más pagan son los que cobran un sueldo.

“Es un problema sistémico. Está preparado para la elusión permanente y tenemos un sistema contable para eludir impuestos”, remarcó.

Las presiones a la Justicia y la “mesa judicial”

El presidente también se refirió a las declaraciones de la jueza de la Cámara de Casación Penal, Ana María Figueroa, quien denunció haber recibido presiones de funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri.

“En todos esos años hablé de la existencia de una mesa judicial que interfería en la justicia. Es un secreto a voces. La jueza dijo lo que todo el mundo sabe que ocurrió en tribunales y que yo también denuncié y puso nombre y apellido de jueces responsables”, lanzó el mandatario.

 

Fuente: Clarín

× Whatsapp