Alberto Rodríguez Saá volvió a referirse a su candidatura y a la grieta con Adolfo

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, ratificó que buscará la reelección en el Ejecutivo puntano y volvió a referirse a la grieta que lo mantiene distanciado de su hermano Adolfo, a pocos días de comenzar el 2019.

En un acto en Villa Mercedes, donde entregó 212 cheques de $20 mil a titulares de taxis y remises, el mandatario se reunió con periodistas en el Complejo “Molino Fénix”, ocasión en la que analizó distintos temas vinculados con la actualidad provincial y nacional.

Rodríguez Saá aseveró que tanto los créditos para taxistas como los que se entregaron, también este año, a comerciantes están enmarcados en el plan de lucha contra la pobreza: “Así estamos manteniendo el equilibrio económico en la provincia bastante bien. El último índice de desocupación nos dio 2,7%, eso se llama pleno empleo; más de 3 empieza a haber desempleo, ya 5 a 7 es grave, y 8 a 10 es muy grave. Hemos bajado, en un trimestre, el índice de pobreza de 27 puntos a 17. Con todos estos planes que estamos haciendo estamos combatiendo la pobreza”, afirmó.

A su turno, se refirió a la decisión de postularse para gobernar la provincia un período más, luego del acto que encabezara el viernes en el parque Cuarto Centenario de la ciudad de San Luis.

“Fue como una suerte de congreso en el que estuvieron presentes numerosos gremios, la CGT, diversos sectores sociales, partidos y una fuerte participación de la mayoría del Congreso del PJ, del Consejo Provincial y de los consejos departamentales del PJ, de Compromiso Federal, el PUL y los partidos que me acompañaron y me dieron la legitimidad. Me invitaron a ese encuentro, en el que hubo más de 150 discursos, y que fue como una convención, cuyo contenido fue mucho más amplio que hablar de candidaturas. Allí se apoyó lo que había hecho el Gobierno y el rumbo que se lleva, algo que fue muy lindo, sobre todo en un año con situaciones oscuras, como el nacimiento de una nueva oposición, que es algo impensado y que nunca había pasado en la provincia. Fue algo reconfortante que beneficia a todos. Es que el movimiento peronista no es algo chiquito, sino que comprende las expresiones de la sociedad que, de alguna forma, están distantes del presidente (Mauricio) Macri”, analizó.

En esa reunión, las agrupaciones políticas, sociales y gremiales le pidieron que busque la reelección: “La verdadera democracia es hacer lo que el pueblo quiere, y yo soy demócrata”, disparó.

Y volvió a cargar contra “la nueva oposición”, que lidera su hermano Adolfo, aunque no lo nombró: “Es algo impensable, que no responde a ninguna lógica y que nunca había pasado en San Luis. Pero para que haya pelea se necesitan al menos dos, y el Gobierno no pelea, al contrario: abraza a todos los puntanos y las puntanas, a todos. Pero sinceramente no sé por qué ha pasado eso, porque no es el proyecto provincial lo que está en discusión. En Villa Mercedes no sé qué pasó, ¿qué les hice? Y me pregunto si es conmigo la cosa. Yo tengo algo que ver con las dos mil o tres mil cuadras pavimentadas realizadas en Villa Mercedes, también en este edificio del Molino Fénix, en la Calle Angosta, en el complejo de Tribunales, en la Circunvalación, en La Pedrera. Hemos hecho cosas muy lindas para Villa Mercedes; ahora vamos a inaugurar el campanario de la iglesia Nuestra Señora de la Merced; entonces me pregunto qué les pasó, qué les hemos hecho, quién se ha beneficiado con esta pelea o intento de pelea. Hay un día que se llama a elecciones. La gente tiene que votar bien; cuando eso pasa se resuelven los problemas”, sentenció.

Rodríguez Saá también analizó el contexto nacional. Recordó que este año se había propuesto crear un frente opositor a Macri, para competir en los cargos nacionales que también se disputan el próximo año. “Esto lo planteé porque la situación de desesperanza que existe en el pueblo argentino se acentúa este mes, con las fiestas, cuando se hacen balances, y una obligación de los políticos es sembrar esperanza. Si el presidente Macri no da esperanza, que lo haga la oposición; por eso nosotros siempre hablamos de la esperanza. El gobierno de Macri hizo promesas electorales que no se cumplieron y sobre ello se han escrito ríos de tinta. Ha puesto a CEOs en los lugares donde ellos tienen intereses, eso no puede resultar bueno y así fue. Y este año Macri dice: ‘Nos vamos al Fondo Monetario Internacional (FMI)’, lo que significa trasladar el poder de decisión a un organismo internacional, que en realidad son tres: el FMI, el Banco Mundial y el Tesoro de los Estados Unidos, que conforman lo que en politología se conoce como el Consenso de Washington. Entonces cede la soberanía… ¿Alguien conoce algún país emergente, como Argentina, al que la receta del FMI le haya resultado buena? La respuesta es no”.

El presupuesto 2019

En otro párrafo de la conferencia de prensa, el mandatario también hizo alusión al Presupuesto provincial 2019, que tanta discusión y debate arrojó en la Legislatura: “Nos vamos a pronunciar el próximo jueves, sobre lo que hizo Diputados, lo que hizo Senadores y esta norma tan extraña que beneficia a algunos intendentes y perjudica a otros, lo que representa un atropello al presupuesto. Posiblemente convoquemos a una reunión con los intendentes de la Provincia antes de fin de año para hablar sobre este tema”.

Nochebuena y Navidad

Por último, Rodríguez Sá anunció que en la Nochebuena estará “en Terrazas del Portezuelo y mis invitados de honor serán los solos y solas del Plan Solidario”.