Albóndigas de arroz, espinaca y jamón ¡para chuparse los dedos!

Muchas veces el secreto de la cocina está en lograr algo original con ingredientes comunes, de esos que se encuentran al alcance y que se consiguen con facilidad. En esta oportunidad, compartimos una receta para preparar unas exquisitas albóndigas de arroz, espinaca y jamón. ¡Son tan simples como deliciosas!

También te decimos todo lo que hay que saber para que salgan a la perfección y ofrecemos dos opciones distintas para la cocción. ¿Te animarías a hacerlas?

Todo lo que hace falta para preparar estas deliciosas albóndigas

Ingredientes. Para llevar a cabo esta receta se requiere de:

  • 100 gr. de espinaca (fresca).
  • 200 gr. de arroz redondo. 
  • 800 ml. de caldo (sabor a elección).
  • 1 cebolla.
  • 100 gr. de queso parmesano.
  • 2 dientes de ajo.
  • 80 gr. de tacos de jamón
  • Sal y pimienta (a gusto personal).
  • Aceite de oliva virgen extra (cantidad necesaria).
  • Aceite para freír. 
  • 150 gr. de harina.
  • 1 huevo.
  • 150 gr. de pan rallado.

Albóndigas de arroz, espinaca y jamón: paso a paso

Elaboración. Lo primero que hay que hacer es tener preparados cada uno de los ingredientes para cuando llegue el momento de utilizarlos. En este sentido, es importante saber que:

  • Las hojas de espinaca tienen que estar bien lavadas.
  • La cebolla y los dientes de ajo deben estar pelados y cortados en trozos pequeños.
  • Los tacos de jamón, troceados.
  • El queso parmesano, rallado.
  • El caldo, ya listo para usar.

Una vez que se tiene todo preparado, hay que tomar un recipiente, que puede ser una olla o sartén grande, colocar la cebolla con un poco de aceite de oliva y llevar al fuego hasta que la misma comience a transparentarse.

A continuación, agregar el ajo y los tacos de jamón y revolver para que la preparación no se queme. Transcurridos unos 3 minutos, es momento de incorporar las hojas de espinaca.

Hecho esto, dejar que se cocine durante unos minutos hasta que la verdura pierda su volumen. Condimentar con sal y pimienta a gusto personal.

Luego, agregar el arroz, remover para que los ingredientes queden bien distribuidos y finalmente colocar el caldo. Dejar que se cocine hasta que se evapore todo el líquido.

Con esta preparación ya lista, lo único que hay que hacer es dejar que se enfríe a temperatura ambiente. Mientras tanto, se debe agregar el queso parmesano y mezclar.

Al cabo de un rato, es momento de proceder con el armado de las albóndigas. ¿Un secreto para que queden bien crocantes?

Rebozar cada una de las esferas con harina antes de pasar por huevo y pan rallado.

En cuanto a la cocción, hay dos grandes opciones: hacerlas fritas o al horno. Para quienes elijan lo primero, es importante recordar que se tiene que hacer en una sartén con abundante aceite.

En el caso de que se hagan al horno, la fuente en cuestión tiene que tener una cobertura de aceite para evitar que las albóndigas se peguen.

¡Ya cocinadas, las albóndigas de arroz, espinaca y jamón están listas y a punto para disfrutar!

Fuente: MDZ

× Whatsapp