Albóndigas diferentes, sabrosas y rendidoras

Croquetas de cerdo y arroz

Necesitas: 500 g de carne de cerdo picada, 1 cebolla grande picada fina, sal, 1 diente de ajo, hierbas aromáticas, 1 yema de huevo,1 cucharadita de mostaza, harina para rebozar. 1/ taza de arroz cocido.

Amasar la carne con el arroz, la yema, los condimentos y la cebolla. Dar forma de mini hamburguesas y pasarlas por harina. Cocinarlas en una sartén antiadherente o con poco aceite. Servir con ensalada verde.

Albóndigas de pollo al vino blanco

Necesitas: 600 g de carne de pollo sin piel, 2 cebollas de verdeo (parte blanca y verde) picadas finas, 1 cucharadita de ralladura de limón, 1 vaso de vino blanco seco,  1 cucharada de pan rallado, harina para rebozar, 1 vaso de caldo, 1 cucharada colmada de fécula de maíz, sal, pimienta blanca, perejil picado o seco (1 cucharada).

Pasar la carne de pollo por procesadora o moler con la pymer, y agregar la cebolla picada y los condimentos (sal, pimienta, ralladura y perejil). Agregar el pan rallado, mezclar y dar forma a las albóndigas.  Llevar a la heladera por unos 10 minutos, luego pasarlas por harina y cocinar en una sartén, con poco aceite, tratando de dorarlas por todos los lados. Retirar del fuego. Poner en la sartén o cacerola el vaso de caldo y 1/ 2 vaso de vino blanco, sal y pimienta a fuego fuerte. Dejar hervir 2 minutos y agregar la fécula de maíz disuelta en el resto del vino. Remover hasta que vuelva a hervir y espese, por lo menos 1 minuto. Probar la salsa, corregir condimentos de ser necesario y agregar las albóndigas a la sartén. Dejar tapado y a fuego bajo, removiendo cada dos minutos, hasta que las albóndigas estén cocidas (unos 15 minutos). Servir con la salsa y papas al natural.

Albóndigas marineras

Necesitas: 500 de merluza fresca,, 2 rodajas de pan, 1 cebolla cortada muy chica, 1/ 2 taza de zanahoria rallada, 1/ 2 taza de leche. Condimentos: sal, jengibre, jugo de limón. Harina para rebozar.

Procesar la merluza con el pan en trocitos previamente remojado en leche y escurrido. Pasar a un bowl. Agregar la cebolla y la zanahoria, y los condimentos, Dar forma a las albóndigas ayudándose con una cuchara y pasarlas por harina. Freírlas en aceite caliente. Servirlas con salsa de tomate y arroz blanco.

Fuente: PRONTO

× Whatsapp