Alfonsín confirmó que evalúa irse de la UCR y enfrentar a Macri con un frente progresista

Ricardo Alfonsín reunió a dirigentes radicales en el hotel Savoy pero como nunca antes confirmó que está dispuesto a sacar los pies de plato. “Voy a acatar lo que decida mi partido, si entiendo que es lo mejor para mi país. De lo contrario, me voy a mi casa o salgo a armar algo nuevo”, le anunció al medio La Politica Online, en un intervalo de las jornadas del Espacio de Pensamiento Alfonsinista.

El think thank fue creado por el ex diputado para reunir a radicales incómodos con Mauricio Macri y partidos de perfil progresista como el socialismo o el Gen de Margarita Stolbizer.

La bonaerense pasó a saludar, el presidente del socialismo Antonio Bonfatti envió una adhesión y el resto de los asistentes fueron radicales como Federico Storani, Juan Manuel Cassella y Cesar Martucci, principal promotor de salir de Cambiemos y crear un frente opositor. Fredy prefiere jugar la interna oficialista.

Martín Lousteau envió un video y la diputada de su bloque Carla Carrizo fue una de las expositoras. El economista sigue siendo es una figura valorada en este ámbito pero por ahora lo imaginan más cerca de participar de una interna de Cambiemos, de donde no quieren moverse las autoridades del Comité nacional UCR.

“Si mi partido decide algo que no es lo mejor del país o me voy a mi casa y armo algo. Nadie me puede cuestionar eso”, anunció Alfonísn.

El marco de alianzas debería definirse en una nueva convención nacional, pero algunos dirigentes sospechan que podría haber alguna maniobra para no convocarla y “prorrogar” los acuerdos habilitados en 2015, o sea, con el PRO y la Coalición Cívica. No imaginan que una discusión interna pueda terminar bien.

Quienes promueven al ex diputado como presidenciable por afuera de Cambiemos leen encuestas auspiciosas. Aseguran que mide un 6% “sin hablar” y hay un voto progresista sin dueño en las grandes urbes que nunca participaría en una primaria de Cambiemos.

“En la provincia nos da un 8% el Partido Obrero. Es gente que busca un candidato progresista que no hay”, explican. Alfonsín parece estar en esa sintonía y ya ensaya un discurso de campaña basado en la necesidad de pasar del “subdesarrollo al desarrollo”, consigna que, explican, jamás aceptaría el votante “duro” del macrismo, cercano al eterno modelo agroexportador.