Alitas de pollo al tequila

Se adoban, se cocinan en el horno y ya está la cena. Uno de los platos más fáciles para preparar en casa.

Al tequila le llaman el champán mexicano, por el arte que conlleva su elaboración, las variedades existentes, los rituales en torno a consumirlo… Sin embargo su alta graduación alcohólica los diferencia: Mientras que el champán va de los 8 a los 10 grados, el tequila puede oscilar entre los 32 y los 60.

Ingredientes para 4 personas

2 kg de alitas de pollo limpias

2 shots de tequila ( 60 ml)

3 ajíes picantes o chiles secos

4 dientes de ajo prensados

4 cucharadas de jugo de limón

4 cucharadas de aceite vegetal

4 cucharadas de azúcar

Sal y pimienta a gusto

Cómo se preparan

Quitar todo resto de plumas y la punta a las alitas, para que queden bien limpias y entren más en la asadera.  Licuar los chiles picantes, el tequila, los ajos, el jugo de limón, el aceite, el azúcar, sal y pimienta para hacer un adobo.

Untarlo en las alitas ( proteger las manos con un guante descartable), ponerlas en un recipiente y deja marinar en el refrigerador 30 minutos, mínimo.

Forrar una asadera para hornear con papel aluminio y aceitarlo. Acomodar las alitas de manera que no queden encimadas.

Hornear, en horno precalentado, durante 30-40 minutos a 180°C o hasta que estén cocidas y doradas. Se pueden servir con papas en puré o fritas, nachos y guacamole, o una ensalada fresca por ejemplo.

Fuente: Pronto