Allanaron la Bombonera luego del violento incidente en las piletas del club

La Policía arribó a la Bombonera pasadas las 14 de este viernes para realizar un allanamiento en busca de pruebas tras los violentos incidentes que ocurrieron en la pileta del club el pasado martes 4 de febrero. Según pudo saber Infobae, las fuerzas de seguridad peritarán las cámaras de vigilancia y otros soportes digitales con la intención de esclarecer lo acontecido esta semana en las instalaciones de Boca.

Desde la Fiscalía N° 35, a cargo de impulsar el procedimiento, indicaron que el accionar se lleva a cabo por lo “ocurrido hace unos días en la zona de pileta del club”. El grupo de la Policía Judicial, integrado por alrededor de diez oficiales, se dirigieron hacia la gerencia de seguridad con intenciones de revisar las filmaciones del último martes con el objetivo de esclarecer el suceso.

 

La fiscal sostuvo: “Trascendieron detalles de disturbios que fueron filtrados a los medios de comunicación masiva pero que no coinciden con el parte policial. Si acudieron 14 móviles de la policía al club, entonces los disturbios habrían sido más graves que los que constan en los documentos que nos llegaron”.

Juan Bautista Mahiques, fiscal general de la Ciudad, explicó que las medidas están emparentadas con la reestructuración del Ministerio: “Para terminar con la violencia en el fútbol necesitamos ir a fondo con las investigaciones” Y más tarde agregó: “Queremos que de una vez por todas se tome en serio el trabajo que se está realizando y que vean que estamos dispuestos a ir a fondo. No puede pasar que se peleen en la pileta de un club y nadie diga nada, que el informe de un funcionario policial sea que fue una pelea de amigos”.

El hecho de las piletas enfrentó a varios barras de la facción de La Boca –que tienen como punto de encuentro a Caminito– con Luis Arrieta y uno de sus muchachos de confianza, quienes representan al grupo de Caseros. Cerca de las parrillas, habrían tenido un entredicho por el consumo de marihuana y el volumen de la música que terminó decantando en algo más grave. Los testigos que estaban disfrutando del calor en las instalaciones de la entidad relataron que hubo botellazos y hasta amenazas con un arma blanca. La seguridad del club intervino a toda velocidad y los efectivos de la Comisaría 4ª le pusieron punto final al conflicto. Al menos en ese día.

Los allanamientos fueron ordenados por el Juzgado de 1° Instancia en lo Penal, Contravencional y Faltas N° 2, a cargo de la Dra. Luisa Maria Escrich. Informaron que intentan obtener datos y atender a la discrepancia entre lo informado por el personal policial, lo difundido por las redes y los medios de comunicación, y las constancias que llegaron a la Fiscalía. El objeto de las medidas es para obtener pruebas, como todos los registros documentales y fílmicos que se hallen en ambos lugares. Por otro lado se allana también la Comisaría Vecinal 4-C, para conseguir información respecto a los registros existentes sobre el desplazamiento realizado el día 4 de febrero a las 15 horas.

Rafael Di Zeo, líder histórico de la barrabrava xeneize, declaró ayer en Radio Rivadavia: “La barra de Boca no tuvo nada que ver con el incidente en el sector de las piletas. Fueron unos socios que discutieron porque unos estaban fumando marihuana, otros les recriminaron que había chicos y les dijeron que lo dejaran de hacer. Fue ahí que empezaron a discutir. La hinchada de Boca está más unida que nunca. En su momento tuve diferencias con Mauro Martín, pero hablamos y solucionamos todo”.

× Whatsapp