Alperovich seguirá de licencia por la investigación de abuso sexual

El oficialismo se refirió a la situación de Alperovich, que el año pasado fue denunciado por una sobrina por supuesto abuso sexual, luego de que senadores de Juntos por el Cambio reclamaran que no se le permitiera regresar al cuerpo.

El bloque de senadores nacionales del Frente de Todos anunció este martes 26 de mayo que el tucumano José Alperovich no se reincorporará a la Cámara Alta y seguirá de licencia “abocado a su defensa en la causa” por supuesto abuso sexual en su contra, luego de que venciera la licencia de seis meses que había solicitado.

En un breve mensaje oficial, sin detalles sobre hasta cuándo continuará la licencia, el oficialismo aclaró que por el momento el tucumano no regresará al Senado, luego de que Juntos por el Cambio reclamara que no se le permitiera volver. “El bloque de Senadoras y Senadores del Frente de Todos comunica que el Senador José Alperovich no se reincorporará a la Cámara Alta y seguirá con su licencia abocado en su defensa en la causa que es de público conocimiento”, expresó el espacio.

El 22 de noviembre, una sobrina segunda de Alperovich, que trabajó junto a él en su última campaña para gobernador y se desempeñaba además en el Senado, lo denunció por violación ante los tribunales de Tucumán y en la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) de la ciudad de Buenos Aires. Tres días más tarde, Alperovich solicitó una licencia de sus tareas como senador, la cual le fue concedida por un lapso de seis meses por la Cámara alta.

En medio de estos anuncios y la extensión de la licencia, la denunciante publicó este martes una carta en la que se refiere a la situación, a la que califica como “muy dolorosa” y destacó: “No necesito que nadie me diga que José Alperovich cometió actos de abuso contra mi integridad física, sexual y psicológica para que sea cierto, yo sé que es cierto, lo viví, me pasó a mí. Elegí elevar mi caso a la Justicia, a pesar de lo difícil que es llevar a cabo una denuncia, por mi necesidad de poner las cosas en su lugar y de decirlas para liberarme de su carga. Creo que legal y socialmente es el lugar en el que le corresponde estar y ser tratado”.

Por último, dejó un mensaje a quienes la apoyaron en su situación: “Hoy valoro la capacidad de reponerme de esta situación no siendo más condescendiente con el trauma: vivo y siento, como, duermo, me río, me ocupo y estoy presente, me capacito, me divierto, trabajo, me cuido, me rodeo de amor, me elijo. Agradezco a todas las organizaciones y personas que manifiestan su apoyo y acompañamiento. No nos callamos más”.

 

Fuente: Perfil