Alrededor de 200 personas fueron detenidas durante la Marcha del Orgullo en Estambul

Alrededor de 200 personas que participaban de la Marcha del Orgullo LGTB fueron detenidas por la policía este domingo en Estambul, Turquía, informaron ONGs.

Antes del inicio de la manifestación, la policía antidisturbios realizó una redada en varios bares del barrio de Cihangir, alrededor de la plaza Taksim, y arrestó “al azar” a las personas que se encontraban allí, incluidos periodistas y activistas LGTBQ+ (lesbianas, gays, trans, bisexuales, queer y otros), informó la agencia AFP.

Según el recuento de los organizadores de la marcha, unas 200 personas fueron detenidas en varias tandas y, al caer la tarde, empezaron a ser liberadas.

La ONG Kaos GL, que milita por la protección de las personas LGTBQ+, había afirmado en su cuenta de Twitter que más de 150 participantes de la marcha fueron detenidos en Estambul y que ocho activistas fueron arrestados en Esmirna (oeste).

Entre los arrestados se encuentra el fotógrafo de AFP, Bülent Kilic, quien fue esposado por la espalda, le arrancaron la camiseta y fue llevado con otros detenidos en una furgoneta policial.

Ya había sido arrestado el año pasado en las mismas circunstancias.

Por su parte, Amnistía Internacional reclamó en Twitter la “liberación incondicional inmediata” de los detenidos.

La Marcha del Orgullo había sido oficialmente prohibida por el gobernador de la ciudad, pero cientos de manifestantes con banderas arco iris, comenzaron a congregarse en las calles adyacentes a la famosa plaza Taksim, completamente cerrada al público.

Coreando “El futuro es ‘queer'”, “Nunca estarán solos” o “Aquí estamos, somos ‘queer’, no nos iremos a ningún lado”, los manifestantes desfilaron durante algo más de una hora por las calles del barrio de Cihangir, en el que muchos vecinos dieron muestras de apoyo desde las ventanas.

Los arrestados fueron trasladados en dos autobuses de la policía a la principal comisaría de la ciudad, constató un camarógrafo de AFP.

“Intentan prohibirnos, impedir nuestra presencia, discriminarnos e incluso matarnos en cada minuto de nuestra existencia”, declaró Diren, de 22 años.

Y añadió: “Hoy es la ocasión de defender nuestros derechos, de gritar que existimos: nunca lograréis detener a los ‘queers'”, un término que designa cualquier forma de altersexualidad y que rechaza la definición biológica del género.

La policía intentó impedir que la prensa filmara los arrestos.

Unos de los representantes de la ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF), Erol Onderonglu, escribió en Twitter que “pese a tres condenas pronunciadas por el Tribunal Constitucional estos tres últimos años, las fuerzas del orden continúan con la violencia y las detenciones arbitrarias de periodistas. Desgraciadamente, la administración se ha acostumbrado a no tener en cuenta los fallos de la Corte ni la ley”.

Después de un espectacular desfile de más de 100.000 personas en Estambul en 2014, las autoridades turcas prohíben el evento año tras año, oficialmente por razones de seguridad.

El viernes, la comisaria europea para los derechos humanos, Dunja Mijatović, había instado a “las autoridades de Estambul a levantar la prohibición en vigor contra la marcha del Orgullo y garantizar la seguridad de los manifestantes pacíficos”.

“Deben protegerse los derechos humanos de las personas LGTB en Turquía”, recalcó y reclamó que se “ponga fin a su estigma”.

La homosexualidad está despenalizada en Turquía desde mediados del siglo XIX.

No está prohibida, pero sigue estando mal vista por parte de la sociedad y por el partido en el poder, el AKP (islamo-conservador), al que pertenece el gobierno de Recept Tayyip Erdogan.

Un ministro llegó a tildar al as personas LGTB de “degeneradas”.

En 2020, la plataforma Netflix se vio obligada a renunciar a producir una serie en Turquía porque esta incluía un personaje gay y no había obtenido el permiso de las autoridades.

Fuente: Télam