Ambiente realizó una inspección en Santiago del Estero para comprobar el estado del río Salado

La cartera ambiental nacional dio rápida respuesta a un pedido de fiscalización ante la aparición de peces muertos.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, que conduce Juan Cabandié, a través de la Brigada de Control Ambiental (BCA), viajó hacia la localidad santiagueña de San José del Boquerón en el marco de una actividad de control de las aguas del río Salado, motivada por una denuncia que alegaba contaminación. Allí se pudo comprobar que la ola de calor fue la que produjo la falta de oxigenación que derivó en la mortandad de peces que se había detectado.

De esta manera, la cartera de Ambiente nacional se hizo presente para constatar in situ los hechos que daban cuenta de una posible contaminación en la localidad de El Galpón, provincia de Salta, que habrían afectado las aguas del río Juramento y en consecuencia el cauce del río Salado, en Santiago del Estero. Sin embargo, el cuerpo de inspectores determinó que las altas temperaturas fueron las que causaron anoxia en la fauna ictícola.

También se tomaron muestras de agua en distintos puntos del río Salado, como en el azud derivador en Cruz Bajada y el canal de enlace.

Fuente: Revista Nuevas Energías