Anchorena: “De las ventanas que dan al sur, no quedó un vidrio sano”, dijo el intendente

El intendente de Anchorena, Aldo Muñoz, remarcó que fueron cuantiosos los daños que sufrió la localidad ubicada a 330 kilómetros de la capital puntana (cerca del límite con La Pampa) por la tormenta del lunes por la tarde.

“De todas las ventanas que dan contra el sector sur, no ha quedado ni un vidrio sano: del hospital, de las viviendas, del salón municipal, del colegio”, informó el jefe municipal.

Pese a los daños materiales, no hubo que lamentar heridos ni personas afectadas por el granizo de gran tamaño y el viento que llegó a la zona cerca de las 15.45.

Desde la tarde del lunes, una división de San Luis Solidario viajó a la localidad para brindar la asistencia necesaria.

Para este martes, la Red de Estaciones Meteorológicas (REM) de la provincia anuncia cielo despejado y alta temperatura para Anchorena.