Antes de su llegada a Plaza de Mayo, la Marcha Federal tuvo su paso por San Luis

La Marcha Federal por Pan y Trabajo convocada por organizaciones sociales, políticas y sindicales para este viernes al mediodía en Plaza de Mayo tuvo su capítulo este jueves en la capital sanluiseña.

A la ciudad llegaron por la mañana las columnas de La Rioja, Mendoza y San Juan, quienes junto a representantes puntanos ya partieron hacia Buenos Aires para la concentración del 1 de junio.

La de mañana será la última de las cinco jornadas de la Marcha Federal, que se desarrolló desde el lunes en las principales ciudades del país.

En San Luis, la actividad consistió en una movilización por el centro y una olla popular en la sede de la Unión de Ladrilleros de la República Argentina (UOLRA).

A los manifestantes del “nuevo Cuyo” se sumaron referentes puntanos Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Central de Trabajadores Argentinos – Autónoma – (CTA A), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS), la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA) y la UOLRA.

Las iniciativas impulsadas por la marcha están expresadas en los siguientes proyectos de ley:

Infraestructura social: contempla que el 25 por ciento del presupuesto de obras públicas sea destinado a proyectos realizados por cooperativas.

Integración urbana: tras el acuerdo entre los movimientos de San Cayetano y el Ministerio de Desarrollo Social, que permitió censar 4100 barrios populares, con el propósito de entregar certificados de vivienda y avanzar en la expropiación de las tierras, las organizaciones reclaman fondos para la urbanización de los barrios.

Emergencia alimentaria: dispone un relevamiento nacional para detectar a niños, niñas y adolescentes con malnutrición o en riesgo, y el refuerzo de las partidas para los programas alimentarios.

Agricultura familiar: crea un fondo fiduciario público con una línea de créditos para adquirir tierras.

Ley de adicciones: prevé campañas de atención especializada a los jóvenes en situación de riesgo.

La movilización comenzó el lunes pasado en cinco puntos del país -La Quiaca, La Rioja, Posadas, Bariloche y Ushuaia- y pasó prácticamente por todas las provincias.