Anuncian que el evento La Niña será probablemente moderado a intenso

El evento La Niña se afianza notablemente desde que comenzó un marcado enfriamiento del Pacifico ecuatorial en julio. Ahora, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha salido a comunicar que es probable que este episodio a desarrollarse entre lo que resta de este 2020 y comienzos de 2021 sea moderado a intenso.

La última vez que se registró un episodio intenso fue en la temporada 2010/2011, seguido de un episodio moderado en 2011/2012.

El nuevo número del Boletín El Niño/La Niña hoy de la OMM afirma que hay una alta probabilidad (90 %) de que la temperatura de la superficie del océano Pacífico tropical se mantenga en los niveles característicos de La Niña hasta finales de 2020, y tal vez hasta el primer trimestre de 2021 (55 % de probabilidad). Esto se produce después de más de un año con condiciones neutras (es decir, donde no se registraron condiciones propias ni de El Niño ni de La Niña).

¿El cambio climático compensa al enfriamiento de La Niña?

“El Niño y La Niña son importantes condicionantes naturales del sistema climático de la Tierra. Pero todos los fenómenos climáticos naturales se producen actualmente en un contexto de cambio climático que es producto de la actividad humana, que está exacerbando las condiciones meteorológicas extremas y que está afectando el ciclo del agua”, dijo el Secretario General de la OMM, profesor Petteri Taalas.

“La Niña tiene típicamente un efecto de enfriamiento de las temperaturas globales, pero este enfriamiento queda más que compensado por el calor atrapado en nuestra atmósfera por los gases de efecto invernadero. Por lo tanto, el 2020 sigue en camino de ser uno de los años más cálidos de los que se tiene registro y se prevé que el período 2016-2020 sea el quinquenio más cálido desde que se iniciaron los registros”, añadió Taalas.

Actualmente los años en que se producen episodios de La Niña son más cálidos incluso que años anteriores con intensos episodios de El Niño.

¿Qué podemos esperar en Argentina?

La Niña es un fenómeno que produce un enfriamiento a gran escala de la temperatura de la superficie del océano en las partes central y oriental del Pacífico ecuatorial, además de otros cambios en la circulación atmosférica tropical, tales como los vientos, la presión y las precipitaciones. Por lo general, tiene efectos en el tiempo y el clima contrarios a los de El Niño, que es la fase cálida del fenómeno denominado “El Niño-Oscilación del Sur (ENOS)”.

Es importante tener en cuenta que El Niño y La Niña no son los únicos factores que condicionan las características climáticas a escala mundial y regional. Además, no hay dos episodios de La Niña o de El Niño que sean iguales: sus efectos en los climas regionales pueden variar en función de la época del año y de otros factores.

Hacia un verano 20/21 en el cual se alcanzará el máximo esplendor de La Niña, las estadísticas muestran una fuerte correlación de este tipo de situación con un déficit marcado de precipitación sobre las provincias centrales y el nor-noreste argentino.

Estas condiciones promedio para la temporada, podrán ser eventualmente mitigadas, como ha sucedido en otros años Niña, con breves periodos en la escala semanal que promuevan el desarrollo de precipitaciones.

A su vez, bajo condiciones Niña, es probable que los meses de mayor temperatura se desarrollen con valores térmicos más altos que lo habitual en buena parte del centro y norte de Argentina, especialmente sobre el sector más continental que abarca a provincias como Santiago del Estero, Córdoba, San Luis, La Pampa y el oeste de las provincias de Santa Fe y Buenos Aires.

Fuente: meteored