Apoyos y rechazos en el Congreso por los hechos en Venezuela

El opositor Juan Guaidó se autoproclamó este miércoles “presidente encargado” de Venezuela, en una acción que llevó a Nicolás Maduro a denunciar una intentona golpista que atribuyó a los Estados Unidos, país con el que rompió relaciones políticas y diplomáticas. Rápidamente buena parte de las demás naciones salieron a expresar su reconocimiento al nuevo mandatario, entre ellos Mauricio Macri.

 

Obviamente el oficialismo en el Congreso salió a respaldar al nuevo presidente Juan Guaidó, en tanto que la oposición más dura condenó lo que definió como una injerencia de parte de “los Estados Unidos y la derecha regional”.

 

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja, Cornelia Schmidt-Liermann difundió un video suyo en el que expresó que “Venezuela va a encontrarse acompañada por millones de voces en todos los lugares del mundo, una verdadera diplomacia humanitaria y humanista en acción para pedir por el respeto de los derechos humanos en venezuela”.

 

Para la diputada del Pro, lo que sucedió en el país caribeño es también “un tributo para aquellos que perdieron la vida en las calles, para aquellos que siguen estando como presos políticos, para aquellos que fallecieron por no tener alimentos y tampoco medicamentos. Y hoy los más de 3 millones de venezolanos que tuvieron que migrar de su país se van a sentir abrzados por muchísimos conciudadanos de otras nacionalidades”.

 

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Julio Cobos, señaló por su parte que “la situación de Venezuela es insostenible desde hace mucho tiempo, agravándose en forma acelerada y poniendo en riesgo a toda la población. La postura internacional es firme frente a la situación de Nicolás Maduro y en ese sentido se expresó el Grupo de Lima”.

 

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, expresó a su vez su “absoluta solidaridad con la vicepresidenta de la Comisión de Derechos Humanos de los Parlamentarios de la UIP Delsa Solorzano, diputada legítima de la Asamblea de Venezuela, y anticipó que “la semana que viene nos reuniremos en Ginebra en la Comisión de Derechos Humanos de los Parlamentarios de la Unión Interparlamentaria para analizar las denuncias de violaciones de DDHH en Venezuela”.

 

También el senador peronista Miguel Ángel Pichetto se alineó en la vereda de enfrente del chavismo, al señalar que “los hechos acontecidos recientemente muestran la verdadera cara de la dictadura de Maduro. Su proceso es insostenible y merece el repudio de todos los partidos democráticos de la Argentina”.

 

En la vereda de enfrente, el kirchnerismo salió a condenar los sucesos. El diputado Leopoldo Moreau expresó en su cuenta de Twitter: “Hoy EE.UU. vuelve a su política del garrote con su abierta injerencia en los asuntos internos de otro país. Están alentando una guerra civil en Venezuela. Alfonsín, que encabezó una gestión de paz con el Grupo Contadora en Nicaragua hoy estaría muy triste por esta intervención”.

 

“No al intento de golpe de estado. La garra imperial ya destituyó gobiernos democráticamente electos en Honduras, Paraguay y Brasil; hoy quieren avanzar sobre Venezuela”, expresó por su parte Araceli Ferreyra.

 

La legisladora porteña Victoria Montenegro se preguntó: “¿Para que alguien sea reconocido presidente, primero no debería presentarse a elecciones?? Sabían que perdían en las urnas y no les quedaba otra que intentar un golpe de Estado. #FuerzaVenezuela”.

 

“Con la abierta conspiración de los Estados Unidos y la derecha regional, en Venezuela se intenta consumar un nuevo golpe institucional contra las democracias de Latinoamérica. Nuestro total apoyo a Maduro, presidente electo en forma democrática y soberana por el pueblo venezolano”, señaló por su parte la diputada Mónica Macha.

 

El diputado del Frente de Izquierda Nicolás del Caño advirtió por su parte: “La injerencia imperialista sólo empeorará las condiciones de vida de los venezolanos. Es necesaria una salida propia de los trabajadores y el pueblo de Venezuela”.

 

Otro diputado kirchnerista, Alberto Ciampini, expresó su repudio “al intervencionismo de EE.UU. y de sus voceros latinoamericanos a Venezuela. Este nuevo atropello viola la Carta Democrática interamericana y las convenciones internacionales y pone de manifiesto la peor cara de los rancios intereses de la derecha internacional”.

 

San Luis 24 Redacción Buenos Aires

× ¿Te ayudamos?