Aprueban fondos para exhumar a víctimas de la Guerra Civil del Valle de los Caídos

España dio este martes un primer paso hacia la exhumación e identificación de las víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura de Francisco Franco cuyos cuerpos están del Valle de los Caídos, el que fuera mausoleo del mismo militar, con la aprobación de una subvención de 665 mil euros para esas tareas.

Con ese dinero debe comenzar el procedimiento para exhumar, identificar y entregar a los descendientes los restos de unas 60 personas que fueron enterradas en el Valle de los Caídos contra la voluntad de las familias.

Las víctimas son en su mayoría republicanas, aunque hay también algunas del bando de Franco, cuyo cuerpo fue exhumado del Valle de los Caídos en 2019, 44 años después de su entierro, y vuelto a enterrar en un cementerio público.

El gobierno dio luz verde al proceso cinco años después de que la justicia autorizó la exhumación de los hermanos Manuel y Antonio Lapeña, represaliados republicanos durante la Guerra Civil, reportó la agencia ANSA.

Se calcula que en el Valle de los Caídos hay restos de más de 30.000 personas -28.000 son franquistas y el resto republicanos- de los que cerca de 12.000 están sin identificar, que fueron trasladados allí desde fosas comunes de todo el país desde 1959.

Según un comunicado, el Ejecutivo busca de esa manera “dar respuesta a las reclamaciones particulares de los familiares que han solicitado la exhumación de los restos de sus allegados así

como dar cumplimiento a los pronunciamientos de diferentes organismos internacionales”, entre ellos Naciones Unidas.

Las obras harán posible el acceso al interior de las criptas para su reparación, dignificación de los osarios y la retirada de los restos con las debidas garantías.

Actualmente las criptas no son accesibles porque fueron tapiadas y permanecen cerradas desde el momento de las inhumaciones.

Forenses y antropólogos serán quienes determinen la forma y medios para retirar los restos con las debidas garantías.

Los presupuestos generales del Estado para este año prevén una inversión de 11,3 millones de euros para impulsar políticas de memoria democrática, entre ellas un plan de exhumación de víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura junto a la creación de un banco nacional de ADN y un censo de víctimas.

La ministra vocera del Gobierno, María Jesús Montero, dijo que se recibieron ya más de 60 solicitudes de exhumación de familiares.

El Gobierno pretende transformar el Valle de los Caídos en un cementerio civil que acoja los restos de las personas asesinadas en ambos bandos de la Guerra Civil española ocurrida entre 1936 y 1939, en la que las fuerzas fascistas de Franco derrocaron al Gobierno republicano legítimamente electo.

En los últimos meses el Gobierno adoptó una serie de medidas para eliminar los símbolos de la época de la dictadura, entre ellas la eliminación de estatuas de Franco, de las que ya no queda ninguna.

TELAM.

× ¿Te ayudamos?