Aranguren: “No estoy de acuerdo con que la energía sea un derecho humano”

Quien estuviera al frente del ministerio de Energía (hoy degradado a Secretaría) entre diciembre del 2015 hasta junio del año pasado, Juan José Aranguren, se pronunció sobre los avances de la gestión Cambiemos en la cartera que hoy es dirigida por Juan Lopetegui. 

“Mi evaluación es que el próximo presidente, sea de la fuerza política que gane la elección, va a recibir un sector energético en mucha mejor condición de aquel que nosotros recibimos en el 2015”, parte por señalar el saliente ministro. 

En sintonía con esto, Aranguren entiende que “tanto desde el punto de vista de inversión como desde el punto de vista de la calidad del servicio, estamos en una situación que interrumpió un claro camino hacia el desastre energético que era el que seguimos durante gran parte de la última administración”.

Si bien no “desestima” el impacto que pueda tener un corte de luz en la vida de las personas, el ex funcionario plantea que “hay que ver cual es la magnitud, la cantidad de gente que tiene un corte en el servicio, cuántos cortes ocurren en el año y cuál es la duración de cada corte”.

En este sentido, el ex presidente de Shell concluye sobre las interrupciones en el suministro eléctrico: “Uno no puede pretender que se va a resolver de un verano para el otro”. 

En diálogo con La Nación, el ex ministro manifestó su parecer sobre el aumento de las tarifas y la desproporcionalidad en la prestación del servicio: “Bueno, es una cuestión relativa, ¿no? Es muy fácil deteriorar la calidad del servicio cuando uno genera condiciones fuera del marco regulatorio”, haciendo nuevamente mención a las deficiencias de la gestión kirchnerista.

“La energía es un bien escaso y tenemos que reconocerlo. Como todo bien escaso es costoso”, plantea Aranguren. 

Ajeno a las necesidades de quienes tengan una dependencia mayor sobre la energía (adultos y electrodependientes, entre otros), el saliendo ministro cuestiona: “¿Quién es el que va a invertir para satisfacer ese supuesto derecho humano? Los Estados tienen que tener ingresos y esos ingresos son los impuestos que la población paga. Por lo tanto, no estoy de acuerdo con que es un derecho humano”.

“En todos los países del mundo, al menos los que han progresado, se ha pagado lo que la energía vale”, explica el ex presidente de la petrolera. 

“Si bien es fácil englobar todo en tarifazos”, el ex funcionario dejó en claro su desacuerdo sobre aquellas propuestas que plantean que el aumento de las tarifas no lo haga por sobre la evolución del sueldo de las personas.

“Para poder recuperar el buen servicio hay un período en el cual los servicios aumenta más de lo que aumentan los sueldos promedios y es lo que estamos tratando. La gente va a elegir si esto es lo que prefiere o prefiere que le mientan porque le gusta”, concluye Aranguren. 

Aranguren: “No estoy de acuerdo con que la energía sea un derecho humano”

Quien estuviera al frente del ministerio de Energía (hoy degradado a Secretaría) entre diciembre del 2015 hasta junio del año pasado, Juan José Aranguren, se pronunció sobre los avances de la gestión Cambiemos en la cartera que hoy es dirigida por Juan Lopetegui. 

“Mi evaluación es que el próximo presidente, sea de la fuerza política que gane la elección, va a recibir un sector energético en mucha mejor condición de aquel que nosotros recibimos en el 2015”, parte por señalar el saliente ministro. 

En sintonía con esto, Aranguren entiende que “tanto desde el punto de vista de inversión como desde el punto de vista de la calidad del servicio, estamos en una situación que interrumpió un claro camino hacia el desastre energético que era el que seguimos durante gran parte de la última administración”.

Si bien no “desestima” el impacto que pueda tener un corte de luz en la vida de las personas, el ex funcionario plantea que “hay que ver cual es la magnitud, la cantidad de gente que tiene un corte en el servicio, cuántos cortes ocurren en el año y cuál es la duración de cada corte”.

En este sentido, el ex presidente de Shell concluye sobre las interrupciones en el suministro eléctrico: “Uno no puede pretender que se va a resolver de un verano para el otro”. 

En diálogo con La Nación, el ex ministro manifestó su parecer sobre el aumento de las tarifas y la desproporcionalidad en la prestación del servicio: “Bueno, es una cuestión relativa, ¿no? Es muy fácil deteriorar la calidad del servicio cuando uno genera condiciones fuera del marco regulatorio”, haciendo nuevamente mención a las deficiencias de la gestión kirchnerista.

“La energía es un bien escaso y tenemos que reconocerlo. Como todo bien escaso es costoso”, plantea Aranguren. 

Ajeno a las necesidades de quienes tengan una dependencia mayor sobre la energía (adultos y electrodependientes, entre otros), el saliendo ministro cuestiona: “¿Quién es el que va a invertir para satisfacer ese supuesto derecho humano? Los Estados tienen que tener ingresos y esos ingresos son los impuestos que la población paga. Por lo tanto, no estoy de acuerdo con que es un derecho humano”.

“En todos los países del mundo, al menos los que han progresado, se ha pagado lo que la energía vale”, explica el ex presidente de la petrolera. 

“Si bien es fácil englobar todo en tarifazos”, el ex funcionario dejó en claro su desacuerdo sobre aquellas propuestas que plantean que el aumento de las tarifas no lo haga por sobre la evolución del sueldo de las personas.

“Para poder recuperar el buen servicio hay un período en el cual los servicios aumenta más de lo que aumentan los sueldos promedios y es lo que estamos tratando. La gente va a elegir si esto es lo que prefiere o prefiere que le mientan porque le gusta”, concluye Aranguren. 

× ¿Te ayudamos?