Con penal errado por Messi, Argentina igualó con Islandia

El partido se jugó en el Otkrytiye Arena de Moscú y fue arbitrado por polaco Szymon Marciniak. El gol argentino lo convirtió el Kun Agüero y el empate fue de Finnbogason.
16 de Junio 2018 · 10:44hs

 

Argentina e Islandia abrieron el Grupo D del Mundial de Rusia este sábado con una multitud de hinchas de la albiceleste presente en el estadio Otkrytiye Arena de Moscú para alentar por la selección de Jorge Sampaoli y su estrella, Lionel Messi. El partido terminó con un empate 1 a1 y a Messi le atajaron un penal.

Sin embargo, poco antes de arrancar el encuentro el gran ovacionado de la tarde rusa fue Diego Armando Maradona, quien se encontraba viendo el partido en uno de los palcos. La Selección Argentina arrancó el partido con: Wilfredo Caballero; Eduardo Salvio; Nicolás Otamendi; Marcos Rojo; Nicolás Tagliafico; Lucas Biglia; Javier Mascherano; Maximiliano Meza; Ángel di María; Lionel Messi – el gran capitán del equipo- y Sergio Agüero.

El partido comenzó mejor para la Argentina, tanto que tras un centro después de un tiro libre, Tagliafico casi abre el marcador. Sin embargo, la más clara la tuvo Islandia, gracias a un grosero error de Marcos Rojo que le dio un forzado pase a Caballero que casi termina en gol del equipo europeo. Pese a esto, la albiceleste nunca perdió el control e intentó trasladar la pelota con criterio y siempre intentando dársela a su capitán, quien llegó a estar marcado hasta por tres jugadores de Islandia.

Pese a esto, La Pulga se hizo eje del equipo y a los 16 minutos de la primera mitad, por ejemplo, tomó la pelota, enganchó para su pierna más hábil y probó ls manos de Hannes Halldórsson. La primera emoción de la tarde llegó a los 19 minutos, Agüero agarró un rebote, encaró para su pierna menos hábil y la colgó de un ángulo. Con este tanto, el Kun rompió su racha en Mundiales y convirtió su primer gol en una Copa del Mundo.

Gol de Finnbogason

Pero la alegría no duró mucho, ya que Islandia llegó al empate de la mano de Alfreð Finnbogason por una grosera distracción de la defensa del equipo de Sampaoli. A partir del gol de la igualdad, la albiceleste perdió el eje y se fue al descanso con más dudas que certezas, sobre todo por el bajo nivel que demostró a la hora de defender.

La segunda mitad arrancó igual que terminó la primera. La defensa se mostró insegura y cada llegada de Islandia llevaba peligro al arco defendido por Caballero. Por esta razón, Sampaoli reemplazó a Biglia por Banega para intentar – de una vez por todas- dominar la mitad de la cancha. Algo que el equipo no logró hacer hasta los 60 minutos.

Pese a esto, a los 63 Meza ingresó al área, lo derribaron y el polaco Marciniak no dudó en cobrar la pena máxima. El encargado de agarrar la pelota fue el capitán argentino, quien erró su remate a la hora de ejecutarlo. El arquero islandés le adivinó la intención y contuvo el disparo sin ningún esfuerzo. Argentina era individualidades aisladas y poco juego colectivo: a raíz de esto, Sampaoli decidió el ingreso de Pavón por el flojo y displicente Di María. Pavón tuvo una buena jugada y fue derribado en el área pero el árbitro no dio penal.

El desconsuelo de Messi.
Al final, solo hubo tiempo para el ingreso de un muy ovacionado Gonzalo Higuaín y nada más, en reemplazo de Meza, de buen segundo tiempo. Solo un tiro libre de Messi sobre el final que no superó la barrera. La Argentina igualó con la “cenicienta” del Mundial y, de cierta forma, arrancó el Mundial con el pie izquierdo, generando dudas, sobre todo de la mitad de cancha hacia abajo.

Fuente: Big Bang News