Armenia y Azerbaiyán acuerdan alto al fuego tras combates

Los Gobiernos de Armenia y Azerbaiyán, con mediación de Rusia, acordaron este martes un alto al fuego luego de que tropas de ambos países se enfrascaron en combates en la frontera común en Nagorno Karabaj, en los que se empleó artillería, blindados y armas de variado calibre.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, sostuvo una conversación telefónica con el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, sobre la situación en la frontera.

Antes, desde el lado armenio se admitió que como saldo de los combates al menos 15 soldados murieron y 12 fueron capturados, además de que se perdieron dos posiciones militares.

Hasta el momento Azerbaiyán no informó de víctimas o heridos, aunque Armenia anunció mediante un comunicado que infligió pérdidas humanas al lado contrario, las cuales calificó de importantes.

Azerbaiyán difundió horas atrás que efectivos armenios intentaron ocupar dos posiciones altas y fueron rechazados. Este lunes, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, denunció que tropas azeríes se habían adentrado en territorio de su país.

El secretario del Consejo de Seguridad de Armenia, Armen Grigoryan, declaró este martes en una entrevista televisiva que solicitaron de manera verbal a Rusia que intervenga y defienda su integridad territorial.

El funcionario agregó que se hizo la solicitud a Moscú en base a un acuerdo firmado por ambas naciones y que data de 1987, por lo cual espera que Rusia proporcione asistencia militar si la negociación con Azerbaiyán no da resultados.

También este martes el ministro de Defensa ruso, Sergey Shoigu, conversó por teléfono con sus homólogos de Azerbaiyán y Armenia, el coronel general Zakir Gasanov y Suren Papikyan, respectivamente, a quienes instó a detener las acciones e impedir una escalada violenta.

Otro tanto hicieron el canciller de Irán y el presidente del Consejo Europeo, Saeed Khatibzadeh y Charles Michel, respectivamente, que pidieron a ambas naciones del Cáucaso actuar con moderación y cesar de manera urgente las hostilidades.

Más allá de incidentes aislados en semanas recientes, durante seis semanas del año 2020 ambos ejércitos protagonizaron fuertes combates por el control del enclave de Nagorno Karabaj, los cuales provocaron la pérdida de más de 6.500 vidas humanas, grandes destrozos materiales y una severa derrota para Armenia.

Fuente: Telesur

× Whatsapp