Así fue la impresionante bronca en el túnel de vestuarios del Bernabéu

El polémico Real Madrid – Juventus tuvo continuidad en el túnel de vestuarios del Santiago Bernabéu. Una vez concluído el encuentro tras el polémico penalti señalado a Álvaro Vázquez, las discusiones de los jugadores de la Juventus con el árbitro británico, Michael Oliver se trasladaron del terreno de juego al túnel de vestuarios. Los ánimos de los jugadores de la Juventus y del técnico, Massimiliano Allegri, seguían caldeados y por esta razón continuaron increpando al colegiado e incluso solicitandole explicaciones por su polémica decisión.

A la cabeza de las protestas, según los testigos oculares, estaban el portero y capitán Gianluigi Buffon, que fue expulsado, y el central Giorgio Chiellini, así como el entrenador Massimiliano Allegri. El árbitro no fue el único al que insultaron, sino también a algunos jugadores del Real Madrid y de su cuerpo técnico, que estaban fetsejando el pase a las semifinales.

Según explica José Luis Sánchez, Sergio Ramos, que se encontraba de forma no reglamentaria en el túnel de vestuarios, tuvo que calmar los ánimos, así como la policía que se encontraba en esos momentos en la zona. Todo finalizó con un abrazo entre Sergio Ramos y Buffon, mientras el resto de jugadores se marchaban al vestuario.

El colegiado británico Michael Oliver tiene hasta este jueves para entregar a la UEFA el acta del encuentro y si en ella se reflejan estos incidentes, la UEFA podría abrir un expediente disciplinario.

Fuente: Sport.es