Así puedes calibrar el mando de tu PS4 y corregir sus problemas

Seguro que jugando en tu PS4 has tenido ciertos problemas de giro en ciertos juegos. Normalmente esto es más acusado en títulos FPS, puesto que no consigues apuntar realmente bien al enemigo, lo cual es más que molesto. Puede ser que uno de los joysticks de tu mando esté roto o tenga problemas, pero también puede ser que tengas que calibrar este mando en tu PS4, pero ¿sabes cómo se puede hacer?

Todas las marcas, sin excepción, están sufriendo problemas de calibración de sus mandos para sus consolas. Nadie se salva y en muchos casos estos problemas no tienen solución como tal más que cambiar el joystick completo o incluso su electrónica. Pero por suerte la gran mayoría se soluciona con solo calibrar dicho mando y en PS4 no es distinto, pero sí que es un proceso algo más complejo de lo que podíamos pensar.

Cómo calibrar un mando de PS4 en apenas 5 minutos

En primer lugar, desconectamos la consola de la corriente y dejamos el mando con batería y sin el cable enchufado, ya que es necesario para no interferir en el proceso. Ahora cogemos el mando y le damos la vuelta. Al lado del gatillo izquierdo tenemos un pequeño agujero, el cual va a necesitar algo puntiagudo y medianamente largo para ser pulsado.

PS4-calibrar-mando

Cuando lo tengamos a mano lo pulsaremos durante seis segundos de forma ininterrumpida, lo que le indicará al mando que queremos calibrarlo a partir de ahí y de forma individual. El siguiente paso es apretar y presionar los dos joysticks llamados L3 y R3 con los que normalmente jugamos.

La pulsación tiene que ser de nuevo ininterrumpida durante 30 segundos, lo cual activará el siguiente paso para la calibración, puesto que hasta ahora solo estamos verificando que el mando entre en ese modo de testeo para guardar posteriormente los datos de los dos ejes por cada joystick.

Dos giros para una calibración completa

El siguiente paso es bastante simple, pero hay que hacerlo realmente bien. Y es que hay que girar ambos joystick R3 y L3 en el sentido antihorario en hasta 5 veces, es decir, hay que hacer 5 giros en el sentido contrario de las agujas del reloj.

Tras esto, hay que hacer lo mismo pero en el sentido de las agujas del reloj. Insistimos en que hay que hacerlo con la mayor precisión posible, si que el joystick se aparte de los bordes de su giro natural, ya que esto agregaría un problema mayor de falta de precisión, así que es algo que debemos tomarnos nuestro tiempo para hacerlo bien, ya que no hay límite temporal.

PS4-mando-calibrar

Una vez que esto esté hecho dejamos el mando, conectamos la consola y enchufamos dicho mando mediante su cable a la misma y comenzamos a jugar al juego que nos haya dado más problemas. Si nada de esto surte efecto, entonces tenemos que llevar sin duda el mando a reparar, donde un técnico verá si es posible cambiar el joystick como tal o necesita alguna reparación más e incluso, si es posible repararlo, ya que no son pocos los mandos de PS4 que han tenido que ser sustituidos.

Fuente: ProAndroid