AUDIO | Ante el aumento de casos de coronavirus, la industria pide que no se detenga la actividad: “No somos focos de contagio”

Audio: Eduardo Mirengo, presidente de la Cámara de Industria de San Luis

Mientras el Gobierno Nacional decide en estos días posibles nuevas restricciones desde el 30 de abril para frenar la ola de contagios de coronavirus, los industriales piden que no haya cierre de empresas.

“Tenemos la tranquilidad de proteger a nuestros trabajadores y no ser foco de contagio”, afirmó Eduardo Mirengo, presidente de la Cámara de Industria de San Luis, y agregó: “Tenemos cuidados muy buenos con nuestros empleados al estar en lugares abiertos, respetando el distanciamiento, usando el tapabocas y en muchos lugares tenemos cobertor facial porque en algún momento se nos hace difícil mantener los 2 metros de distancia”.

El industrial aseguró que los casos positivos de los empleados fabriles “son todos provenientes de afuera; ninguno se produce dentro de nuestras plantas”.

Por eso, se manifestó en desacuerdo “con el cierre total de todo, porque no es lo que corresponde”.

En este sentido, recordó que cuando hubo cierre total el año pasado, “en los primeros 15 a 20 días, el 95% de las empresas estuvieron cerradas hasta que de a poco se fue viendo las necesidades que había porque al estar cerrada la empresa generaba un desabastecimiento que sería otro inconveniente para la sociedad”.

Mirengo remarcó que, pese a la situación de aumento de contagios de coronavirus en el país, “tenemos que seguir manteniendo las empresas abiertas y los comercios indispensables, exigiendo que se cumplan los protocolos”.

En este sentido, recordó que la pandemia generó nuevos costos a las industrias: “Hubo un incremento en el ausentismo, incremento en todo lo que es la materia prima por el inconveniente que tenían empresas que no podían producir, ampliación de comedores y vestuario para poder cumplir con los protocolos, entre otras”, enumeró.

El empresario dijo que, antes que cerrar actividades, “hay que buscar que la gente no salga, algunas restricciones las van a tener que colocar, pero no cerrar la economía, la industria, el campo, que están en lugares abiertos, amplios y de muy difícil contagio”.

Por otro lado, señaló que los trabajadores que fueron vacunados y tienen enfermedades de base “el 70% no fue convocado a asistir a las industrias, por más que la Ley lo permita, consideramos que traerlo y que se pueda contagiar pasaría a tener problemas más serios que una persona que no tiene esa afección”.