AUDIO | Arenas: “En otros momentos de crisis, la Provincia tuvo planes especiales para ayudar a los trabajadores”

Luego del anuncio del presidente Alberto Fernández de este jueves, aun se espera la oficialización de la adhesión de la provincia a las medidas sanitarias que regirán durante 9 días para frenar la ola de contagios de coronavirus.

Además del nuevo confinamiento, el mandatario nacional anticipó una serie de políticas económicas para acompañar a los sectores que se verán afectados por los cierres de actividades.

Audio: Berta Arenas, diputada provincial – Todos Unidos

La diputada provincial Berta Arenas, del frente Todos Unidos, afirmó que el anuncio “no trajo sorpresa porque desde la salud se estaba reclamando que se tomara alguna medida de este tipo, por la cantidad de contagios que hay en todo el país, prácticamente todas las provincias están en rojo con alta contagiosidad en el último mes”.

La legisladora remarcó que el panorama actual de la pandemia en el país “está saturando el sistema de salud; por momentos no quedan camas en terapia, por momentos queda una cama”.

Arenas analizó que, en este contexto, son positivas las medidas económicas de Nación. “Entiendo que el Presidente o el Gobernador están para conducir lo que se debe hacer y se debe evitar que la gente se muera”, dijo.

Si bien destacó el anuncio de un paquete de políticas para beneficiar a los sectores más castigados, recordó: “Desde la provincia no hay una política clara para ayudar a este sector, a los comerciantes, a las pequeñas empresas. La historia de la provincia de San Luis cuando ha habido crisis, no con muertes como ahora, ha habido planes especiales para ayudar a los trabajadores…no hace mucho hubo entrega de subsidios a comerciantes, taxistas, eso no ha existido y tal vez ayudaría un poco más”.

El Presidente dio a conocer este jueves una serie de acciones destinadas a diferentes sectores para que puedan paliar la crisis:

Medidas para empresas

  • Ampliación del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) para atender a los sectores que se verán afectados por las medidas: comercio y otros. La inversión en este programa estará en torno a los $52.000 millones.
  • Incremento del monto del salario complementario para las y los trabajadores de los sectores críticos y la salud, que pasa de $18.000 a $22.000. La inversión prevista es de $6.000 millones.
  • Incorporación del sector gastronómico al REPRO y reducción de las contribuciones patronales en los sectores críticos, por $8.500 millones.

Familias

  • Desde mañana viernes hasta fin de mes se inyectarán 18 mil millones de pesos en los bolsillos de las familias beneficiarias con la tarjeta Alimentar. Esto lo anunció el presidente el viernes 7 de mayo.
  • Ampliación de la Tarjeta Alimentar que permitirá fortalecer los ingresos de las familias con menores de hasta 14 años. La medida alcanza a casi 4 millones de niños, niñas y adolescentes. La inversión mensual para financiar la Tarjeta Alimentar será de $18.100 millones y se comienza a pagar el viernes 21 de mayo.
  • Ampliación del Programa Progresar con becas para la terminación de la primaria y la secundaria, la capacitación profesional, el cursado de carreras universitarias y, también, para formar enfermeros y enfermeras. El objetivo del programa es llegar a 1 millón de jóvenes en todo el país con becas mensuales de entre $3.600 y $9.600. Las becas se pagan durante todo el año (12 meses). La inversión durante este año supera los $28.000 millones.
  • Ampliación de la AUH y asignaciones familiares. El objetivo es llegar a 700.000 y el estimado es de $29.000 millones.
  • Se transformó el Programa Potenciar Trabajo para asociarlos con distintas actividades productivas de la economía popular. Los 920.000 trabajadoras y trabajadores de este programa cobrarán en mayo $12.204 y hacia fin de año $14.040. La inversión anual estimada para este programa es de $167.000 millones.

Sectores:

  • Cultura y Turismo. Se han reforzado las partidas presupuestarias para asistir a estos sectores en más de $4.700 millones.
  • Fortalecimiento del Sistema de Salud. Para la atención de la segunda ola del COVID, se estima una inversión de $144.000 millones. Incluye la inversión en vacunas de $72.000 millones, el bono por 3 meses de $6.550 para 700.000 trabajadores y trabajadoras de la salud y $36.000 millones de reducción de contribuciones patronales y del impuesto a los créditos y débitos bancarios para las empresas del sector, entre otras partidas. Con estas políticas estamos llegando a casi 6 millones de niños, niñas y jóvenes: a través de la Tarjeta Alimentar, la ampliación de AUH y el Programa Progresar.
  • La reducción del impuesto a las ganancias para las y los trabajadores del sistema privado registrado, hará que cerca de 1.270.000 de trabajadores y jubilados dejen de pagar este impuesto con retroactividad a enero. La devolución de los importes retenidos se hará en 5 cuotas a partir del mes de julio. Esto equivale a un esfuerzo fiscal de más de $40.000 millones.
  • El paquete de medidas que se han ido anunciando para morigerar el impacto de la segunda ola de COVID supone un gasto, por encima de lo establecido en el Presupuesto 2021, superior a los $480.000 millones (1.3% del PIB).
  • Este incremento del gasto será financiado a través de los mayores ingresos explicado por el Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas y el aumento de la recaudación.

Por otra parte, Arenas consideró que “tal vez las medidas (restrictivas) van a tener que prolongarse un poco más, por el comportamiento que se ha visto del virus en otros países, hasta lograr un mayor nivel de vacunación en la población; mientras tanto habrá que duplicar los testeos para aislar al positivo con los contactos e ir vacunando, cuando lleguen las vacunas”.

× Whatsapp