AUDIO | Denuncian que la Policía agredió y detuvo a un repartidor de comidas por equivocación

Audio: Gonzalo Cabrera, testigo

Un joven de 27 años que trabaja como delivery fue detenido el viernes pasado, tras ser acusado por un grupo de chicas como autor del robo de un celular en el centro de la ciudad. Los amigos del demorado denunciaron que se trató de una confusión y que la Policía aprovechó para golpearlo.

Gastón Cabrera, testigo del hecho y amigo del joven detenido, contó a SanLuis24 que estaban reunidos en una casa ubicada sobre avenida Presidente Perón, a metros de Pringles, cuando llegaron las supuestas damnificadas. “Unas chicas nos vinieron a decir que éramos chorros, que les robamos, que estábamos armados, que las amenazamos y nosotros no teníamos nada que ver”, relató.

Y agregó que las chicas apuntaban a un joven con ciertas características que le había robado el celular a una de ellas. “Nos insultaron y nos trataron de manera despectiva, sin preguntar ni mediar palabra, en eso cayó la Policía y se prendieron a la misma”, contó.

Cabrera resaltó que, incluso, intentaron colaborar con las presuntas víctimas: “Según esas características, le dijimos que se fijen en las cámaras de seguridad que había en la zona y le dijimos de un chico que vive en tal lado, vayan y consúltenle e insistimos que nosotros no tenemos anda que ver, recién salíamos de trabajar”.

Tras la acusación del grupo de chicas, efectivos policiales redujeron a uno de los amigos de Cabrera y lo llevaron en el móvil policial. “Lo bajaron frente al Dos Venados, en la intersección de calles avenida Presidente Perón y Junín, lo golpearon violentamente, sacaron sus armas para amenazarlo y se lo llevaron a la Comisaría, recién al otro día tipo 6.00 lograron sacarlo”, detalló.

Y añadió que “las chicas que vinieron a acusarnos se fueron de un momento a otro y no les pidieron la documentación, no hubo diálogo, no hicieron preguntas los Policías, nada, se fueron y nos dejaron con todo ese problema a nosotros”.

También especificó que hubo muchos vecinos como testigos en la zona donde los efectivos golpearon a su amigo y “sentimos que vivimos todo eso gratis prácticamente”.

“Repudiable el acto de la Policía, muy mal hecho el procedimiento, no buscan el dialogo con nuestros amigos y quedamos muy mal, muchos tienen miedo porque andan trabajando en la calle y se denunció a los policías de esa noche por eso quizás de la bronca quieran vengarse, solo queremos aclarar a la gente que no tenemos nada que ver con el robo que hubo ese día”, concluyó el joven.