AUDIO | Desaparición de Guadalupe: ¿la geolocalización podría aportar pistas para identificar quién se llevó a la niña?


Una de las dudas que ni la justicia ni la investigación aclaró desde la desaparición de Guadalupe Belén Lucero, el pasado 14 de junio, surgió a partir de la exposición del especialista en seguridad informática, Walter Agüero: ¿Por qué no se estableció, a partir de geolocalización, qué teléfonos celulares estaban activos alrededor de la manzana H del barrio 544 Viviendas en el momento en que la familia perdió el rastro de la niña?

Establecer los dispositivos móviles que había en la zona y en el momento de la desaparición de la nena tal vez podría llegar a permitir la identificación de la persona que se la llevó del lugar.

Audio: Alfredo Debattista, vicedecano de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL)

A 10 días que Guadalupe fuera vista por última vez, la Justicia no informó si esa tarea se llevó a cabo y si, a partir de esos datos, se pudo establecer alguna pista.

Al respecto, el vicedecano de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), que además es docente en cursos de Grado y Posgrado en Telecomunicaciones y TICs, Alfredo Debattista, explicó cómo funciona la geolocalización en dispositivos móviles.

Primero remarcó que la red de celulares es “bastante compleja” y que el sistema de cada dispositivo se registra en las redes que tengan mejor señal y depende también si se encuentra apagado y sin batería.

“Todos los celulares que estén activos por más que se le saque la batería, sólo con llamadas o sin hacerlas, lo mismo están en la red de datos minuto a minuto que se van registrando”, dijo.

En el caso de Guadalupe Lucero, que la primera medida que tomó el Juez de la causa fue secuestrar los celulares de todos los familiares de la pequeña, Debattista señaló que si se utilizó la geolocalización “no es preciso porque con una radio base que tiene tres antenas tienen poca cobertura como de un par de kilómetros y a veces un poco más chicas cuando son zonas pobladas”.

Aunque agregó que se podría obtener más información: “Lo principal es pedirles a las operadoras que brinden detalles técnicos de las redes”, dijo.

También analizó que toda información que se registra “tiene fecha de caducidad”, que cuando uno descarga aplicaciones al celular “está compartiendo información hasta de la antena Wifi a la que esté conectado” y al tener Wifi pública en la provincia “se puede detectar los usuarios conectados pero no los datos de la persona”.

De esta manera, la Justicia podría contar con información sobre los usuarios de los teléfonos celulares que estuvieron en el lugar y disminuir el universo de sospechosos de haber secuestrado a la niña.

× ¿Te ayudamos?