AUDIO | El Neokit desarrollado por científicos argentinos servirá para diagnosticar la variante Ómicron

Audio: Maximiliano Juri Ayub, docente e investigador del CONICET en la UNSL

El test de diagnóstico Neokit, desarrollado por un laboratorio argentino junto a científicos del CONICET, permitirá también detectar la variante Ómicron de coronavirus, informaron desde la empresa.

También lo ratificó el docente e investigador del CONICET en la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), Maximiliano Juri Ayub, en declaraciones a SanLuis24 Radio.

El científico explicó que el primer paso cuando aparecen nuevas variantes del coronavirus “es confirmar que no se pierde la capacidad de los test en diagnosticarla”. Y dijo que todos los test, tanto el PCR o como el Neokit, “lo que hacen es detectar un pedacito del genoma del virus, entonces como las variantes contienen mutaciones, es decir, cambios respecto del genoma original, lo primero que uno hace es fijarse si el genoma que uno está utilizando en ese lugar no estén dirigidos contra alguna de las partecitas que ha cambiado en el virus”.

En el caso que no se analizara la región o la parte que detecta el test del genoma de la nueva variante “puede dar un falso negativo, es decir, vos analizarías la muestra, te daría negativo, pero no porque no hay coronavirus sino porque la región del genoma que vos estas detectando cambió”, añadió el docente.

Por otra parte, Juri Ayub resaltó que la aparición de la variante Ómicron “abre una puerta de preocupación que por lo menos deberían alertar sobre tomarse algunas precauciones”.

“Lo que se vio es que sería mucho más contagiosa, habría reemplazado rápidamente a la variante Delta y tiene una cantidad de cambios muy importante respecto de la variante original y además son cambios concentrados de muchas variantes”, indicó el investigador.

En este punto, consideró que resta establecer todavía la efectividad de las vacunas frente a la nueva variante. “El primer paso será analizar la población del lugar donde ya circula esta variante y cómo funciona la protección de las vacunas allí aplicadas”, anticipó.

“Si hay una disminución de inmunidad importante se harán vacunas diseñadas con la nueva versión que se modifica de la cepa”, agregó.

También remarcó que las nuevas variantes se producen en países donde hay un alto nivel de circulación viral, “porque hay más probabilidad de que se generen mutaciones”.

Por lo que sostuvo que el objetivo debería apuntarse, como se pidió desde la aparición de la pandemia y el desarrollo de las vacunas, a “que se vacune en un alto nivel a toda la población mundial” porque “el problema lo vamos a seguir teniendo, aun los países con alta cobertura de vacunación”.