AUDIO | El STJ califica de “exagerado” el paro de los judiciales y vuelve a instar al sindicato “al diálogo”

Los trabajadores judiciales iniciaron este jueves un “paro por tiempo indeterminado” desde las 12.00 del mediodía. La medida, que incluye protestas en la puerta de los edificios de la justicia en las tres circunscripciones, se realizará todos los días en el mismo horario, hasta que haya una respuesta a los reclamos.

El Sindicato Judiciales Puntanos (SIJUPU) enumera varios puntos para convocar a la protesta: la aplicación de la nueva Ley Orgánica de Administración de Justicia, el horario de trabajo, las condiciones edilicias y la falta de personal encabezan la nómina de reclamos.

Audio: Jorge Fernández, ministro del Superior Tribunal de Justicia

Jorge Fernández, ministro del Superior Tribunal de Justicia, consideró que le huelga es una medida “exagerada” porque la mayoría de los reclamos ya fueron respondidos y algunos están en vías de solución.

“Nos preocupa porque lo que estamos conduciendo es un servicio público, que es el servicio de justicia, y quien paga las consecuencias no es el empleado, los magistrados o los funcionarios, sino El que concurre a la justicia para la resolución de un conflicto. Nos parece una medida exagerada, no guarda sentido con lo que está ocurriendo”, sentenció Fernández, en declaraciones a SanLuis24 Radio.

El Ministro resaltó que “se ha dado respuesta” a los reclamos de los trabajadores, y les pidió “paciencia” por los cambios que habrá en la Justicia a partir de las reformas judiciales establecidas por leyes sancionadas este año.

El SIJUPU había planteado, por ejemplo, que no se produjeron los llamados a concursos para ascensos como estaba establecido para octubre. En este punto, Fernández aseguró que sí se realizaron las convocatorias y que incluso continúan “en el marco de la legislación vigente”.

Sobre la “falta de personal” dijo que en la actualidad no es un problema de la justicia puntana, pero que si se producen vacantes se hará el llamado que sea necesario.

“Lo que planteamos es que, con las modificaciones que va a haber estructuras judiciales en distintos fueros, se va a tener que redistribuir el personal. Lo que se trata de ver es cuáles son las reales necesidades”, indicó.

En esa línea, recordó que hubo modificaciones en el Código Procesal Civil, el Código Procesal Penal, el Código de Familia, la Ley Orgánica y el Ministerio Público Fiscal. Y por esas reformas se crearán nuevas áreas, se eliminarán otras, y se asignarán distintas funciones a las que se mantengan vigentes.

También especificó que la nueva Ley Orgánica fue propuesta por el Ejecutivo, por lo que su implementación o potencial modificación no corre por cuenta del STJ. “No está en nuestras manos modificar la Ley Orgánica”, remarcó.

Otro punto criticado por el gremio es la obligatoriedad de ser abogado para acceder al cargo de Prosecretario, último cargo del escalafón administrativo. Fernández respondió que, en realidad, la nueva Ley “considera funcionario al Prosecretario y por eso tiene que ser abogado; el empleado tiene 5 años, que es lo que dura la carrera judicial, para tener el título”.

Sobre los problemas edilicios, Fernández dijo que el STJ se preocupó por solucionarlos, pero hay algunos temas “que escapan a las decisiones”. De todas maneras, resaltó que se realizaron las acciones necesarias para reparar los inconvenientes que se presentaron en las distintas jurisdicciones.

“No nos reunimos en Acuerdo en el STJ para ver cómo embromamos a los empleados; al contrario queremos solucionar los problemas a los empleados y brindar un buen servicio de justicia”, sentenció Fernández.

Por otra parte, también defendió el nuevo horario de trabajo, que es cuestionado por el gremio. Desde la pandemia, los empleados judiciales ingresan a las 8.00, una hora más tarde que en el horario anterior.

“Hemos emitido una opinión sobre el ingreso, cambiar una hora no es un cambio abusivo. La patronal tiene derecho a establecer el horario. Se modificó una hora y se explicó por qué se quiere mantener ahora, por el nivel de productividad de 7.00 a 8.00 y cuál era la productividad de 8.00 a 9.00”, especificó.

Y pidió al sindicato “poner un poco de racionalidad no solo a los reclamos sino también a la huelga”; sobre todo por los pocos días que quedan para finalizar el año e ingresar en la Feria Judicial de enero.

“Pretendería y diría al sindicato que reconsidere esta medida y los invitamos a dialogar”, afirmó.