AUDIO | “El trueque” de la avenida Lafinur cumplió 20 años y tiene casi dos mil feriantes por fin de semana

La “feria del trueque” de la avenida Lafinur cumplió, en marzo pasado, 20 años de funcionamiento. “Es uno de los lugares, junto con la vera del río Seco, donde nuestro pueblo tiene sus espacios de felicidad”, afirmó Daniel Sosa, dirigente del Movimiento Evita y uno de los fundadores de la feria.

Audio: Daniel Sosa, uno de los fundadores de la feria del trueque

En su inicio, el 6 de marzo del 2002 tras la severa crisis económica que vivió el país por esos años, tenía por nombre “Feria Latina Libertador General San Martín”, pero con el tiempo todo el mundo empezó a conocerlo como “el trueque”.

Sosa recordó que la primera experiencia fue de útiles escolares, para que los chicos tuvieran los elementos necesarios para ir a la escuela, en el contexto de una economía muy golpeada, sobre todo en los sectores más vulnerables de la sociedad.

“Después los que podían producían plantines, cosas de madera…empezamos con 14 familias y hoy hay entre 1.700 y 2.000 feriantes por fin de semana, y uno encuentra de todo, producciones propias y reventa de cosas usadas”, destacó el dirigente.

Sosa consideró que el espacio se convirtió en “un sitio cultural que es importantísimo y necesario en cualquier ciudad”.

También destacó que los sucesivos intendentes de los últimos 20 años de la ciudad pudieron mejorar las condiciones del espacio, además de brindar baños, agua y energía eléctrica para los puesteros.

“Es la manifestación de la economía popular más genuina. Mucho más que la de los emprendedores del Parque de las Naciones”, comparó Sosa, y añadió: “Es un hecho cultural que el pueblo lo tiene como propio. No hay fin de semana o feriado que no se haga”.

Remarcó que, por ejemplo, cuando los albañiles se quedan sin “changas” venden sus herramientas en el “trueque”; después compran lo que necesitan cuando vuelven a conseguir obras.

“Durante la pandemia hubo condiciones suficientes para que eso no fuera un foco de contaminación, con cuidados. Hay una deuda de la clase política para resolver y mejorarlo. Esto llegó para quedarse”, sentenció Sosa.