AUDIO | La ganadora puntana del Campeonato Federal del Asado representará a Argentina en el Mundial de Bélgica

Audio: Natalí Suarez Pardo, chef y ganadora del Campeonato Federal del Asado

Una puntana fue la primera mujer en ganar el Campeonato Federal del Asado que se disputó en el Obelisco de Buenos Aires ante 24 jurados y el premio fue nombrarla como embajadora de argentina en el asado.

Además, de “llevar a lo más alto a la provincia que representas, nos enteramos ahí antes que nombraran al ganador que el 2 y 4 de septiembre se viaja a Bélgica a representar a Argentina en el Mundial del Asado”, señaló Natalí Suarez Pardo, chef y ganadora del Campeonato.

Suarez Pardo recordó que de los 24 competidores eran solo 4 mujeres y destacó que el Gobierno de la ciudad para este concurso cortó cuatro cuadras de la avenida 9 de Julio, concurrieron alrededor de 500 mil personas y determinaron que “toda la carne que sobró de lo que nosotros trabajamos más la carne de los 54 puestos que había se donara al comedor de Margarita Barrientos”.

La sanluiseña contó que estuvo 10 años fuera de la provincia en otros países y provincias hasta que a fines del 2019 volvió a instalar un emprendimiento: “Cilantro que es de comida saludable y salir un poco de lo clásico asique estuve alejada de las parrillas”.

Además, resaltó que recibió muchos comentarios en redes sociales “en su mayoría hombres que afirman que cualquiera hace un asado y otros que argumentaban que no cualquiera va a una competición, entonces se va modificando esto de que hay hombres también en pastelerías y que las mujeres no solo nos encargamos de las ensaladas de platos principales o postres”.

“Uno tiene que hacer y ni hablar si podes trabajar de lo que más te gusta, es algo que a uno le llena el alma y te termina de completar que esa es la misión de cada uno en el mundo”, dijo orgullosa la campeona.

También relató que los jurados evaluaron “desde la limpieza y orden del stand hasta la presentación; los puntos de cocción, qué técnicas utilizaste para diferenciar porque todos teníamos lo mismo y todo se debía realizar en el trayecto de una hora”.

“Tenemos diferenciado cómo lo hacemos en San Luis a cómo se hace en Buenos Aires; los fogones estaban hechos de leña y carbón, es decir, mixtos y yo elegí los puntos de cocción según lo que aprendí cuando estudié gastronomía que son universales y especulando con el tiempo con cada trozo ya sea de cuadril, cerdo o vacío”, detalló la sanluiseña.