AUDIO | Los bares y boliches de San Luis, a favor de la implementación del “pase sanitario” en la provincia

Audio: Diego Astudillo, presidente de la Cámara de Bares, Boliches y Discos de San Luis

Para seguir con el impulso del plan de vacunación contra el coronavirus, algunas provincias y la Nación evalúan la implementación del “pase sanitario”. Tucumán, por caso, comenzará a implementarlo este fin de semana. La provincia de Buenos Aires ya anunció que hará lo propio desde el 21 de diciembre.

En San Luis, mientras tanto, esperarán la medida que tome el Ministerio de Salud de la Nación, aseguraron a este portal fuentes gubernamentales.

La medida implica que para participar de actos de concurrencia masiva y que no sean para la adquisición de productos y servicios esenciales, los asistentes mayores de 13 años deben presentar el certificado que recibieron las dos dosis de la vacuna anti-Covid19.

Cuando todavía no está decidida su aplicación en San Luis, desde la Cámara de Bares, Boliches y Discos de la provincia ya se manifestaron a favor. Diego Astudillo, titular de la entidad recordó que “nosotros queríamos eso desde un principio”.

En ese sentido, manifestó que plantearán el “pase sanitario” como uno de los temas a abordar en una reunión que mantendrán esta semana con funcionarios del Municipio.

Astudillo recordó que desde el sector hicieron una prueba piloto en Quines: “Preguntamos quiénes se iban a vacunar para entrar a la disco y teníamos cola”; y lamentó que el Gobierno no los consulte para que puedan colaborar a la hora de concientizar sobre la necesidad de que esté el mayor porcentaje de la población vacunada: “Sabemos que nosotros tenemos llegada a los jóvenes, no nos subestimen, dígannos qué quieren para charlar con los chicos y trabajar en conjunto”, sentenció.

El comerciante resaltó que preocupa que la situación sanitaria se desborde y puedan aplicarse nuevas restricciones; luego de estar un año y 8 meses sin actividad por esas medidas.

“No se recupera más el tiempo que estuvimos con las puertas cerradas, tenso mucha gente quebrada en el rubro, no es que estemos trabajando bien”, dijo.

En esa dirección destacó que tras la reunión con el Consejo Económico y Social “fue bárbaro que decidieran no cobrarnos por todo ese tiempo que no trabajamos los ingresos brutos”, lo que posibilita que la pérdida por el tiempo cerrado no sea tan impactante.

“En la década del ‘90 era un muy buen negocio tener un boliche, pero hoy es un negocio normal nomas porque ha bajado todo y la crisis del país afecta al sector”, recordó.

Tras las aperturas por la buena situación epidemiológica, los boliches “trabajan normal” afirmó Astudillo y consideró que ya el primer mes de actividad “fue un boom, era de jueves a sábados y feriados con un lleno total de gente”.