AUDIO | Ómicron: las vacunas ayudaron a que la situación actual no sea catastrófica, afirmó un especialista

Audio: Marcelo Riera, epidemiólogo

La provincia este jueves superó las 1.500 muertes por coronavirus y desde hace varios días registra más del 50% de positividad.

A raíz de esto, Marcelo Riera, epidemiólogo, analizó que la situación actual en San Luis con los contagios en los que predomina la variante Ómicron, sin la ayuda de las vacunas “eso hubiera sido catastrófico”.

Y recordó que en marzo del 2020 “decíamos que por cada 10 pacientes que adquirían la enfermedad había 8 que iban a pasar de manera leve, 2 que iban a requerir internación y 1 iba a pasar a terapia intensiva y de los que entraban a la terapia fallecían entre un 50 a un 80%”.

“En el 2021 fue muy dramática porque veníamos en Argentina con una situación de escasa cantidad de vacunas y la herramienta fue vacunar a los que más se pudiera con una dosis de Sputnik”, agregó.

En la actualidad, “hay un alto nivel de contagiosidad que está produciendo cuadros leves en una proporción semejante al 2020, pero que sabíamos que la población no vacunada iba a generar esto”.

“La relación es de cada 10 que se internan en la terapia, 8 responden a pacientes con esquema incompleto o no vacunados pero los otros 2 son con esquema completo e incluso pacientes con tercera dosis”, dijo Riera.

El especialista resaltó que el avance con la vacunación “sirvió” y señaló que “no evita la infección”. Por eso ejemplificó que hubo muchas personas que se contagiaron dos o tres veces con las nuevas variantes.

“La vacuna ha resuelto un problema, sí de la gravedad y de la hospitalización, de la infección no, probablemente no lo resuelva, puede ser como la gripe no evita la infección pero si evita la forma grave que precisa hospitalización y de cara a la muerte”, detalló.

Además, el epidemiólogo destacó que el virus del Covid-19 se adaptó a toda situación hasta climática para continuar entre la población que abarca el mundo y criticó que hubo “subestimación” ante la enfermedad “con medidas que dejaron de lado y deberían haber continuado en el marco de la obligatoriedad como el barbijo”.

Riera insistió en que en diciembre del 2021 “por lo menos el 14% de la población mundial debería haber estado vacunada y hay países que no tienen ni el 5%, esto atrasa el paso de la pandemia a la endemia”.

En este sentido, indicó que está en desacuerdo con las medidas de los gobiernos que “no son claras al comunicarlas a la comunidad” y añadió que “hay un titubeo político en la obligatoriedad de la vacuna porque alguien tiene que pagar el costo y en las pandemias, en las enfermedades indudablemente hay que pagar el costo”.

“Se deberes pensar sobre un retorno de presencialidad plena dentro de un ámbito de seguridad, ver la enorme festividad que han demostrado los barbijos y la forma que protege de la infección y de eso fijar el norte claro para que transitemos un 2022 de la mejor manera posible”, concluyó el especialista.