AUDIO | Por el momento, el dueño del campo que mató a dos asaltantes no será imputado: “Actuó en legítima defensa”

Jorge Biasoli, el dueño del campo “Don Luis” que intercambió disparos con asaltantes y mató a dos de ellos, no será imputado por el momento porque las pruebas indican que actuó en legítima defensa.

El propietario de la estancia ubicada a 70 kilómetros al sur de Villa Mercedes, sobre la Ruta 55, fue herido en una de sus piernas en el tiroteo, pero alcanzó a ultimar a dos de los tres integrantes de la banda que intentó asaltarlo el viernes minutos antes de las 21.00.

De acuerdo a la investigación, Biasoli se dirigía en ese momento a cerrar la tranquera del campo y llevaba dos armas: un fusil 3030 y una pistola calibre 9 mm. Antes de llegar, descubrió que dentro de su propiedad había un auto con tres ocupantes.

El productor rural mantuvo una discusión con los hombres, que argumentaban que habían ido a pescar, y luego comenzó la balacera. Dos de los asaltantes murieron en el lugar, mientras que el tercero, que conducía el auto intentó huir pero se descompensó, producto de su cuadro de diabetes, antes de la salida.

Cuando llegaron la ambulancia y la policía, convocados por Biasoli, personal de salud brindó asistencia al ladrón y al productor. Ambos fueron internados para las curaciones correspondientes.

El agente fiscal N°1 de Villa Mercedes, Maximiliano Bazla Cassina, detalló a SanLuis24 Radio que el único imputado por el hecho es Javier Salazar, el ladrón que sobrevivió. Se lo acusa de robo triplemente calificado por lesiones graves y por ser en despoblado y en banda.

Biasoli, en tanto, no tiene ninguna imputación por el momento. “Con los elementos de prueba que tenemos en la actualidad, considero que ha actuado en legítima defensa: pese a haber matado a dos personas, no merece un reproche jurídico”, especificó el funcionario judicial.

Además, resaltó que el productor “es legítimo usuario de las dos armas de fuego, tenía autorización para la tenencia de las dos”. De acuerdo a lo que declaró en la Justicia, el fusil lo llevaba con la intención de cazar un chancho jabalí, mientras que la pistola la portaba por razones de seguridad.

El fiscal consideró que, por los elementos probatorios reunidos hasta el momento, la banda ingresó con intenciones de robo a la propiedad. “Hay ausencia de elementos en el interior del vehículo que indiquen que habían ido a pescar”, remarcó.

De todas maneras, anticipó que “todavía hay mucha prueba que se está analizando, que van a determinar si este hecho es tal cual se viene diciendo”. Mientras tanto, el lunes de la próxima semana, el juez Penal N°1, Alfredo Cuello, deberá resolver la situación procesal de Salazar.