AUDIO | Rigau propone un “pacto de la Moncloa” antes que Argentina se vuelva “inviable”

Ante la profundización de la crisis económica por la renuncia de Martín Guzmán al gabinete de Alberto Fernández, el intendente de El Trapiche, Juan Manuel Rigau, insistió en que Argentina necesita “un pacto de la Moncloa antes que se vuelva inviable”.

Audio: Juan Manuel Rigau, intendente de El Trapiche

“Un pacto de la Moncloa o pongamos el nombre que sea, el pacto de Tucumán, de San Luis, de Malvinas o de los Argentinos. Es sumamente necesario que se junte toda la dirigencia política del país, los sindicatos, y empezar a decir ¨desde 1 de enero este país va a funcionar con reglas claras, para normas para todos por igual, el que las hace las paga, el que hace bien tiene beneficios; y arrancar de nuevo¨”, analizó Rigau, en declaraciones a Radio Ciudad.

Consideró, en ese sentido, que debe ser de todo el arco político, tanto del oficialismo como de la oposición. “La dirigencia política en su conjunto debe tomar esta iniciativa. Quienes tienen más responsabilidad son los que tienen más facultades”, evaluó.

“Si ponemos reglas claras, normas, que si estás procesado no podés participar, que las coparticipaciones van a ser iguales, que los municipios van a formar parte de las provincias de tal manera…si no podemos dialogar con otro formato y tener una política que funcione con otras características, siempre va a ser el mundo del nunca acabar”, lamentó.

Señaló que, en la actualidad, se repite el mismo ciclo de los últimos tiempos. “Siempre igual: el que gana intenta destruir al otro, el que está en el poder se mantiene como puede, busca sostenerse a costa de planes”, sentenció.

Por otra parte, Rigau cuestionó la interna del oficialismo nacional, que tomó más notoriedad este fin de semana. “Es cierto que hay un vaciamiento de poder sobre el presidente (Alberto Fernández) y hay un descrédito a lo que dice. Y hay un canibalismo interno que es terrible en el PJ”, aseveró, al tiempo que consideró que en este momento “hay un desgobierno” en el Ejecutivo.

Qué fueron los Pactos de la Moncloa

Tras el fin de la dictadura de Franco en España, los partidos políticos, apoyados por los sindicatos, firmaron acuerdos para asegurar la paz social en tiempos de crisis económica y gran conflictividad laboral, y sentaron las bases para el pacto de la Constitución de 1978.

En el terreno político se acordó modificar las restricciones de la libertad de prensa; se modificó la legislación sobre secretos oficiales para permitir a la oposición el acceso a la información imprescindible para cumplir sus obligaciones parlamentarias; se aprobaron los derechos de reunión, de asociación política y la libertad de expresión mediante la propaganda, tipificando los delitos correspondientes por la violación de estos derechos; se creó el delito de tortura; se reconoció la asistencia letrada a los detenidos; se derogó la estructura del Movimiento Nacional, así como otras medidas sobre la restricción de la jurisdicción penal militar.

En materia económica se reconoció el despido libre para un máximo del 5 por 100 de las plantillas de las empresas, el derecho de asociación sindical, el límite de incremento de salarios se fijó en el 22% (inflación prevista para 1978), se estableció una contención de la masa monetaria y la devaluación de la peseta (fijando el valor real del mercado financiero) para contener la inflación; reforma de la administración tributaria ante el déficit público, así como medidas de control financiero a través del Gobierno y el Banco de España ante el riesgo de quiebras bancarias y la fuga de capitales al exterior.

En el ámbito social en relación a los derechos de las mujeres los pactos establecieron la reforma del código penal en lo referente a la despenalización del adulterio y el amancebamiento (relaciones sexuales entre hombre y mujer no casados entre sí), la despenalización y la regulación de la venta de anticonceptivos y la modificación de las edades de la mujer tomadas en consideración para la tipificación del rapto y del estupro.3​4​

Los firmantes fueron finalmente Adolfo Suárez en nombre del gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo (por UCD), Felipe González (por el Partido Socialista Obrero Español), Santiago Carrillo (por el Partido Comunista de España), Enrique Tierno Galván (por el Partido Socialista Popular), Josep Maria Triginer (por la Federación Catalana del PSOE), Joan Reventós (por Convergencia Socialista de Cataluña), Juan Ajuriaguerra (por el Partido Nacionalista Vasco) y Miquel Roca (por Convergència i Unió). Manuel Fraga (por Alianza Popular) no suscribió el acuerdo político, pero sí el económico.

Los acuerdos fueron ratificados posteriormente en el Congreso y el Senado.

Con información de El Diario, El País, Wikipedia