Aumenta el número de puntanos que deciden hacerse la vasectomía

AUDIO: CRISTIAN MORRIELLO (MÉDICO DEL HOSPITAL SAN LUIS)

{mp3}morriello08112019{/mp3}

 

En el marco de la Ley de Anticoncepción Quirúrgica (26.130), ciudadanos de San Luis pueden realizarse vasectomías en los hospitales públicos de la provincia. La práctica es gratuita para los pacientes que no posean obra social y sean mayores de 18 años.

La norma fue promulgada en agosto de 2006 y establece que toda persona mayor de edad tiene derecho a acceder a la realización de las prácticas denominadas “ligadura de trompas de Falopio” y “ligadura de conductos deferentes o vasectomía” en los servicios del sistema de salud. En su artículo 2, expone que un requisito previo de la cirugía es que el paciente debe otorgar consentimiento informado y no se requiere consentimiento del cónyuge o conviviente ni autorización judicial, excepto casos excepcionales.

En la provincia, la intervención quirúrgica se realiza en los hospitales de San Luis capital, Villa Mercedes y Merlo. A ellos, se sumó también la Maternidad “Teresita Baigorria”.

El médico de ese último centro de salud, Cristian Morriello, afirmó que constantemente reciben consultas de pacientes. “En la maternidad hemos operado cinco pacientes, en el hospital San Luis operamos a más de 20, en Villa Mercedes cerca de 15, y en la parte privada operan entre 4 y 5 por semana”, especificó.

El especialista remarcó que el crecimiento del número de pacientes responde a “un cambio cultural” que se está dando en la sociedad “a pasos agigantados en este último tiempo”.

“Hoy el hombre toma un rol mucho más activo en la anticoncepción, desmitificando esto de que la mujer es la que tiene que hacerse responsable”, agregó.

Morriello explicó que la intervención se puede realizar con anestesia local, que permite al paciente a las dos horas recibir el alta. En caso que la anestesia sea loca, el paciente debe quedar un día en internación.

“El testículo tiene dos funciones: una producir espermatozoides y la otra producir testosterona, la hormona que hace que uno se pueda ver como un hombre, participa en el deseo sexual y en las erecciones. Nosotros, al dejar el testículo en su lugar, la testosterona sigue produciéndose de la misma manera y no va por el mismo conducto que los espermatozoides. La testosterona circula por vía sanguínea y eso no lo alteramos. Lo que hacemos es cortar el trayecto del espermatozoide hacia la próstata. El 90% del semen es producido en la próstata, por lo que va a tener una eyaculación sin espermatozoide”, aclaró el médico.

Además, indicó que el paciente decidido a realizarse la vasectomía debe tomarlo como una práctica irreversible, aunque existe una posibilidad de revertirlo mediante otra intervención que, por el momento, no se realiza en la provincia.

Al tratarse de una práctica que solo tiene fines anticonceptivos, Morriello recomendó la utilización del preservativo para evitar el contagio de las enfermedades venéreas. “Ha aumentado el número de transmisión sexual que estamos viendo: hoy los chicos tienen una tendencia a no usar el preservativo y, por ejemplo, los casos de sífilis han aumentado 5 veces desde hace unos años”, informó.